Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de mujeres trabajando, colectivo que crece en el mercado laboral, pero mantienen las desigualdades / EUROPA PRESS

Aumentan las mujeres en el mercado laboral, pero se mantienen las desigualdades

La principal causa es que se mantienen los mandatos tradicionales de género, que impregnan aun el comportamiento laboral de hombres y mujeres

4 min

En Cataluña se ha producido un aumento sostenido del empleo de la mujeres de entre 25 y 45 años con hijos. Se ha pasado del 47% en 1999 al 72% en 2021. Sin embargo, no han disminuido las desigualdades de género a causa de los roles de hombres y mujeres.

La principal causa es que se mantienen los mandatos tradicionales de género, que impregnan aun el comportamiento laboral de hombres y mujeres. Además, implican que haya una mayor proporción de mujeres en los trabajos no remunerados.

Aumenta el riesgo de pobreza y exclusión

Son datos extraídos de un estudio presentado por la Taula del Tercer Sector Social de Cataluña y elaborado por la profesora agregada del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), María José González.

Según el informe, estas diferencias de género aumentan el riesgo de pobreza y exclusión, además de la dependencia económica. En los últimos años se ha observado cómo las mujeres tienden a trabajos a tiempo parcial, sueldos más bajos y más riesgo de abandonar el empleo por atender las necesidades familiares.

Mujeres migrantes piden protección laboral en Barcelona
Mujeres migrantes piden protección laboral en Barcelona

Repunte a raíz del Covid

Durante los años de recuperación económica, entre 2014 y 2019, se redujo la brecha de pobreza. Pero en los últimos años, a raíz de la pandemia, se ha vuelto a observar un repunte. En la actualidad, la pobreza en mujeres es del 22%, frente al 17% en los hombres, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2020.

Las causas de este incremento de la pobreza son la estructura familiar, con más riesgo en los hogares monoparentales; la edad, especialmente entre los jóvenes y las parejas jóvenes con hijos; y el origen, con las mujeres emigrantes más vulnerables. Datos del INE indican que la tasa de pobreza en las personas con nacionalidad española de 16 años y más es del 14%, mientras que para las personas de origen extranjero sube al 55%.

Inactividad laboral

“La pandemia ha evidenciado la grave crisis de los cuidados y el predominio de los valores tradicionales de género que asignan a las mujeres un papel protagonista en la educación y cuidado de la infancia, las personas mayores o las personas con dependencia”, explica el estudio. Así pues, el Covid ha provocado que el porcentaje de mujeres en situación de inactividad laboral se haya elevado al 18%, cuando era el 14% durante el mismo periodo del año anterior.

En pleno confinamiento --es decir, en el segundo trimestre de 2020--, la tasa de empleo de las mujeres con nacionalidad española fue del 80% frente al 57% de las mujeres de Centroamérica, Caribe y Sudamérica, el 47% de las asiáticas o el 22% de las africanas.

Una madre joven con sus hijos EFE
Una madre joven con sus hijos EFE

Vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género

González reconoce que “los hombres se han implicado más en determinadas tareas domésticas y de cuidados, pero esta implicación se ha dado sobre todo durante el confinamiento y las cuarentenas, y siempre por debajo de las mujeres”.

También se ha constatado la vulnerabilidad de las mujeres víctimas de violencia de género y el estrés personal de las mujeres trabajadoras con hijos menores, que han tenido que conciliar desde casa los cuidados, la educación y el trabajo remunerado.