Menú Buscar
Jordi Jané, el consejero de Interior del Gobierno catalán / CG

Aumentan los homicidios y las agresiones sexuales en Cataluña en el año 2016

Los robos en domicilios, como la cifra de delitos en general, disminuyen un 2%

20.02.2017 12:59 h.
3 min

Cataluña registró en 2016 un aumento de los homicidios y asesinatos del 28,57% respecto al año anterior, pasando de 42 a 54. Es uno de los datos del balance delincuencial, presentado la mañana de este lunes por el consejero de Interior de la Generalitat, Jordi Jané; acompañado del director de los Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, y el comisario jefe, Josep Lluís Trapero. El número de delitos, en general, disminuyó un 2%.

De los homicidios cometidos, el 69% de las víctimas fueron hombres, tres de ellos menores de edad. Los principales motivos fueron las peleas (29,6%), agresiones (14,8%), violencia de género (14,8%) –considerada como la que ejerce un hombre sobre una mujer-- y violencia doméstica (13%) –la que se ejerce en el ámbito del domicilio--.

Agresiones y robos

Las agresiones sexuales también registraron un aumento el año pasado, concretamente del 9,43%, mientras que los robos en domicilios se redujeron un 2% gracias, según los mandos policiales, a la activación del plan operativo específico en su nivel más alto, lo que supuso pasar de 27.483 a 26.942.

El tipo de vivienda más victimizada fue el piso o apartamento, que representó el 55,6%, seguido de las casas (41%) y masías (3,4%). Los principales métodos fueron forzar la puerta con una llave falsa, fracturar el bombín, entrar por la ventana y escalar.

En 2016 también disminuyeron los robos en establecimiento comercial (4,42%) y a empresa (18,31%), mientras que los hurtos se redujeron un 0,65%. Los robos violentos cayeron un 5,51%, sin embargo los tirones aumentaron un 2,33%.

Más estafas

Las estafas también aumentaron un 11,59%. La instalación de dispositivos en cajeros automáticos para copiar tarjetas es uno de los motivos principales, además de la compra de objetos de segunda mano en internet y el fraude en financiación en grandes superficies y en las aseguradoras.

Sobre los delitos contra la salud pública, el tráfico de drogas aumentó un 7,77% y la Policía catalana decomisó 4,45 toneladas de hachís, un 58,9% más que en 2015; además de 14,4 toneladas de marihuana, un 161,8% más.

Los hechos delictivos en general disminuyeron en todas las regiones policiales catalanas menos en la de Barcelona ciudad, donde aumentaron un 0,9%. Donde más bajaron fue en Lleida, con un 7,27% menos.