Menú Buscar
Una mujer embarazada.

Aumenta un 39% la conservación de muestras de cordón umbilical

Su uso puede tratar más de 85 afectaciones, incluida la leucemia, tumores y cánceres de médula ósea

Nuria Vázquez
3 min

Cada vez hay más personas que deciden conservar muestras de sangre del cordón umbilical. Los diferentes estudios y ensayos clínicos realizados en los últimos cinco años han provocado que la cifra aumente un 39% debido a una concienciación de los beneficios que conlleva para la salud.

La sangre del cordón umbilical contiene células madre únicas de cada recién nacido, son los cimientos de la sangre y del sistema inmunitario y su uso es vital para reemplazar células enfermas o dañadas de cualquier parte del organismo.

Beneficios del cordón

Estas muestras de sangre pueden tratar más de 85 afecciones, incluyendo la leucemia. “El cordón es una preciada fuente de células madre solo disponible en el momento del nacimiento y tiene una posibilidad de uso en hermanos y otros miembros de la familia”, explica a Crónica Global Eva Caralps, portavoz de Future Health.

Por ese motivo, muchas parejas que acaban de tener un hijo conservan el cordón para un hipotético uso en el futuro, con el fin de curar alguna enfermedad que el recién nacido o algún familiar directo suyo pueda adquirir. Hasta la fecha se han realizado más de 40.000 trasplantes en todo el mundo utilizando células madre de la sangre del cordón.

“Enfermedades como los cánceres hematológicos y de médula ósea, o los tumores sólidos pueden curarse gracias a su uso”, asegura Caralps. De hecho, las células madre del cordón umbilical podrán tratar en un futuro no muy lejano enfermedades como la parálisis cerebral, la esclerosis múltiple, la diabetes y la cirrosis hepática, entre otras dolencias.

Falta de conocimiento

La portavoz de Future Health ha recordado que muchas parejas desconocen las posibilidades que puede tener la conservación. “No suele ser habitual que se les explique a los futuros padres que puede optar entre tres posibilidades a la hora del parto: conservación para uso privado, conservación en el banco público, o no hacer nada”.

Para compensar esa ausencia de información, añade que una buena alternativa podría ser la de mostrar con pedagogía las diferentes posibilidades que existen a las familias que están esperando un bebé. “Conservar la muestra es un seguro biológico y una inversión en el futuro de la salud del recién nacido”. El aumento de la conservación se ha sostenido en el tiempo, lo que indica que no se trata de una moda pasajera.