Una auditoría de la Generalitat Valenciana se carga el modelo hospitalario de Comín

El estudio muestra que los centros públicos de gestión privada lideran todos los indicadores de eficacia y de satisfacción de los usuarios

Ximo Puig, presidente valenciano, y Toni Comín, consejero catalán de Salud / FOTOMONTAJE CG
29.01.2017 00:00 h.
5 min

La Generalitat Valenciana que preside Ximo Puig ha encargado una auditoría para valorar el modelo de hospital público de gestión privada, el famoso modelo Alzira, y las conclusiones son claras: estos centros son más baratos, más eficientes, más punteros, con mejor calidad de los servicios y mejor valorados por los pacientes.

Se trata de una conclusión que pone en tela de juicio políticas sanitarias públicas como las que intenta implantar en Cataluña su consejero de Salud, Antoni Comín, y que retrata con precisión quirúrgica el periodista de Crónica Global Ignasi Jorro en el libro Comín, el enterrador solitario del modelo sanitario catalán.

El 25,2% más barato

El estudio, llamado Auditoría operativa de la concesión de la asistencia sanitaria integral en el departamento de salud de Manises, demuestra con datos que los hospitales públicos de gestión privada lideran, además, todos los indicadores analizados.

De acuerdo con la auditoría, el gasto soportado por la Administración en el caso del Hospital de Manises, donde se centra el estudio, es de 721 euros por habitante, el 21,3% menos que el gasto gubernamental en asistencia sanitaria en el conjunto de centros públicos catalogados como comarcales, que asciende a 916 euros por ciudadano.

El gasto en el caso de Manises, comparado con el desembolso medio sanitario público por habitante en el conjunto de la Comunidad Valenciana (964 euros por habitante), es el 25,2% inferior.

Aumento exponencial del gasto si se retira

La auditoría es clara también al advertir sobre la posible marcha atrás del modelo: “En el caso de asumir con medios públicos la gestión de la asistencia sanitaria integral de la población protegida del departamento de Manises, si se realizara el ejercicio teórico de considerar que el gasto por habitante podría equiparase a la media de los departamentos con hospital comarcal, implicaría un gasto de 42 millones de euros”.

El Hospital de Manises también presenta más datos positivos: el gasto medio de personal por empleado es el 11,3% inferior a la media de la Comunidad Valenciana, tiene un índice de consecución de objetivos de casi el 10% más que la media autonómica, y la inversión en equipamiento tecnológico es de 29 euros por habitante, superior a los 15 euros de media en los hospitales comarcales.

Pacientes más satisfechos

El centro de Manises, señala la auditoría, “ofrece una asistencia sanitaria completa, mediante una cartera de servicios de 67 especialidades, un número superior al resto de hospitales comarcales, y muy similar a la cartera de los hospitales de referencia”.

En cuanto a la satisfacción de los usuarios, “el 84,8% de los pacientes del departamento de Manises declararon en 2015 estar satisfechos o muy satisfechos con la atención sanitaria recibida, mientras que la media en el conjunto de la Comunidad Valenciana se situó en 81,0%”.

Tendencia general

Más allá de la valoración positiva de Manises, la auditoría muestra que los hospitales públicos de gestión privada lideran de manera clara todos los indicadores estudiados.

Los cinco hospitales catalogados como concesiones --Elx Crevillent, Manises, Torrevieja, Denia y La Ribera-- son los que muestran menor gasto sanitario público por habitante, más pacientes satisfechos, menor lista de espera quirúrgica estructural --con marcada diferencia--, mayor porcentaje de pacientes atendidos en tiempo, y mejor tasa de retorno a urgencias a 72 horas.

El modelo Alzira, muy polémico en origen y largamente cuestionado por la Generalitat Valenciana de Ximo Puig, se apunta así un tanto tras demostrar no solo su viabilidad, sino también su eficiencia.

Comentar
Antoni Ferret 29/01/2017 - 09:59h
1) Potser sí. / 2) Però el concepte "hospital públic de gestió privada" segurament que no és el mateix que "hospital privat concertat". És possible que aquí ens vulguin donar garsa per perdiu. / 3) Per altra part, l'aspecte econòmico-financer no és el més important, tractant-se d'un hospital, sinó el de satisfacció personal (en el qual tampoc hi ha una gran diferència), i el d'atenció de les urgències. / 4) I, finalment, què vol dir això de "el gasto medio de personal por empleado"? Vol dir els sous per empleat? Perquè aquí hi podria haver marro.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información