Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El director de L'Auditori de Barcelona presenta la nueva temporada de invierno / CARLOS MANZANO

L’Auditori reclama el apoyo ciudadano para su temporada de invierno

Las reivindicaciones artísticas de Ivo Sans y la limitación de aforo marcarán la programación hasta marzo

Carlos Manzano
5 min

L’Auditori de Barcelona presenta su nueva temporada de invierno con las restricciones culturales impuestas por el coronavirus. La institución inaugura un trimestre, de enero a marzo, con 45 producciones que se articulan en 58 conciertos bajo el paraguas de la creación artística. En esta ocasión, las limitaciones han hecho adaptar parte del programa y reducir el aforo, pero permiten mantener eventos tan representativos como el Festival Emergents, que se celebrará del 25 al 28 de marzo.

Robert Brufau, director de L’Auditori, reivindica “poner el foco en la música y los artistas”, más allá de las instituciones culturales, para lograr un apoyo social a la música barcelonesa. La producción de un vídeo promocional, interpretado por el pianista Josep Colom, alienta al sentimentalismo ciudadano bajo el lema "la música siempre ha estado a tu lado, ahora necesita que tú la apoyes. Cuidemos la música”.

Grandes orquestas

En el panorama de restricciones por el Covid-19, el escenario de la capital catalana presenta una oferta sinfónica formada por alianzas nacionales e internacionales. Por ello, 10 años después, la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Cataluña abre un acuerdo de colaboración con la Orquesta Nacional de España. La agrupación de L’Auditori realizará nueve programas, entre ellos la visita al Auditorio Nacional de Música de Madrid los días 12, 13 y 14 de febrero, mientras el conjunto estatal interpretará en la sala catalana sus composiciones ese mismo fin de semana.

Dos grandes bandas centroeuropeas viajarán a L’Auditori para cerrar la programación de invierno. La Orquesta Sinfónica de Radio Viena (Austria) presentará sus interpretaciones de la mano del violoncelista y solista Kian Soltani el 10 de marzo, y la Simfónica SWR de Stuttgart (Alemania) llegará de la mano del director Teodor Currentzis con La canción de la tierra de Gustav Mahler, el próximo 22 de marzo.

sala 2 auditori
La sala 2 de L'Auditori de Barcelona vacía / CM

Auditorio digital

La era del coronavirus ha digitalizado casi todos los campos de nuestra vida, ejemplo de ello es el salto a la red de las piezas interpretadas en directo en L’Auditori. Con el auditorio digital, la institución pretende retransmitir una veintena de conciertos durante los primeros meses de la programación de invierno. Esta nueva plataforma cuenta con más de 2.700 suscriptores, con un precio reducido de a penas un euro por representación.

La plataforma de difusión digital ha potenciado el registro de nuevas piezas bajo el sello discográfico de L’Auditori. Las Seis canciones catalanas de Pedrell, con Francesc Prat y Núria Rial, u obras de Núria Giménez como Light Nostalgie y Ad limen caeli, y Utopia y A lo lejos de Sofía Martínez serán grabadas para su divulgación en internet. Además, la implantación en streaming ha permitido llegar de forma gratuita a todos los colegios de Cataluña bajo el paraguas de su proyecto educativo con espectáculos como Pica-So de Dani Espasa o Planeta Clarinet.

Reivindicaciones culturales

El director de L’Auditori, Robert Brufau, recuerda que “detrás de la música y el sector cultural también hay familias que comen”, remarcando el vago interés social que suscita frente a las reivindicaciones hosteleras. Por otro lado, mantiene que el 2% del presupuesto del Govern destinado a la cultura es “corto” y espera que las reivindicaciones para subir al 3% puedan llegar a buen puerto.

La jornada laboral de los artistas tendrá otra representación el 11 de marzo dentro de las Sampler Sèries, un performance de ocho horas que se realizará en el parque Miró de Barcelona de la mano del creador Ivo Sans bajo el título Standing and Sitting. Una nueva temporada que más allá de los descuentos en los abonos trimestrales por el Covid de entre el 20% y el 30%, se pretende poner a la cultura como “foco de recuperación” social del coronavirus.

Destacadas en Vida