Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

[AUDIO] Ex comerciales de eléctricas estafan 220.000 euros a hosteleros al alertar de un impago

Policía y Guardia Civil desarticulan una trama de engaño a comerciantes vía telefónica tras informar de una supuesta deuda con las compañías de suministro

3 min

Una llamada telefónica para alertar de una supuesta deuda con la compañía eléctrica. Fue así como una trama criminal, asentada en Barcelona y Castellón, consiguió estafar 220.000 euros a empresarios, en su mayoría hosteleros. Los cabecillas de la organización eran antiguos comerciales de las suministradoras y, con información privilegiada, conseguían engañar a sus víctimas. Les transmitían que si no abonaban la cantidad debida se les cortaría luz.

Para no quedarse sin suministro y evitar así perder productos perecederos y tener que interrumpir su actividad, los hosteleros abonaban la falsa deuda mediante transferencia bancaria. Los primeros engaños se produjeron en las Islas Canarias. Una vez abonado el pago, los estafadores retiraban el dinero en cajeros o volvían a transferir el dinero a la cuenta de un tercero: los conocidos como mulas, para evitar que fuese bloqueado.

167 estafas por 220.000 euros

 Una operación conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil ha permitido desarticular la organización criminal. Los agentes han arrestado a 58 personas como presuntos responsables de 167 estafas en varios puntos de España. Unos engaños por los que se habrían embolsado unos 220.000 euros, aunque los investigadores no descartan que existan más víctimas.

Conseguían perpetrar el engaño porque los cabecillas de la banda habían ejercido como comerciales o subagentes de comercializadoras de empresas luz y gas. Con esta información contactaban con bares o restaurantes y transmitían a su responsable que acumulaba facturas impagadas que oscilaban entre los 300 y los 10.000 euros.

Amenaza de cortar la luz

Además, establecían comunicación durante los fines de semana, periodo de más actividad en la hostelería, lo que, indican los investigadores, evitaba que los afectados pudiesen verificar la información con la propia eléctrica. Ante la amenaza de quedarse sin luz, abonan la falsa deuda por transferencia bancaria.

Al haber víctimas por todo el país, ambos cuerpos crearon un equipo conjunto de investigación, que se saldó con la detención de 58 personas y otros 12 investigados en Barcelona y Castellón. Todos ellos están acusados de pertenencia a grupo criminal, estafa y blanqueo de capitales.