Menú Buscar
El resultado del ataque que sufrió el autobús de Hazte Oír en su visita a Barcelona / TWITTER

La Audiencia reabre la causa contra Hazte Oír, que comparó a las feministas con los nazis

El tribunal admite el recurso del fiscal de delitos de odio y discriminación, y revoca el archivo decretado por el juzgado, que no vio delito y declaró que no era competente

4 min

La Audiencia de Barcelona ha reabierto la causa contra la asociación ultracatólica Hazte Oír, denunciada por el fiscal especial de delitos de odio y discriminación por vincular el feminismo con el nazismo. Un juzgado archivó la causa por entender que no los hechos no eran constitutivos de delito y que no era competente, ya que la entidad tiene su sede en Madrid. La Fiscalía presentó recurso y el tribunal revoca el archivo a efectos de que las diligencias sigan en un juzgado de la capital.

El fiscal especial de delitos de odio y discriminación presentó un recurso ante la Audiencia de Barcelona contra el archivo de la causa decretado por el Juzgado de Instrucción número 18. El Ministerio Público formuló en su día denuncia al tener conocimiento de que un autobús de la asociación Hazte Oír circulaba por la ciudad de Barcelona—previamente lo había hecho en otras ciudades españolas-- decorado con lemas tales como No es violencia de género, es violencia doméstica y Las leyes de género discriminan al hombre. Y entre los mensajes publicitados en el autobús se utilizaba la imagen de Adolf Hitler, que aparece dibujado con la cara maquillada y el símbolo feminista en la gorra junto a un hashtag #feminazis, asociando la iconografía nazi a los movimientos de reivindicación feministas.

"Graves insultos al colectivo de mujeres"

“La defensa de posturas políticas va acompañada de graves insultos al colectivo de mujeres y en particular a aquellas que están organizadas socialmente para la defensa y promoción del derecho de igualdad, entre hombre y mujeres, es decir organizaciones feministas, a la que se tilda de feminazis (expresión que combina feminismo y nazismo) y se establece un claro paralelismo de las mismas con el régimen Nacional Socialista de la Alemania nazi, responsable del mayor crimen contra la humanidad, al usar sin complejos la figura de su máximo responsable Adolf Hitler que es claramente visible en el autobús de la organización Hazte Oír y al que no dudan en maquillarlo y ponerle el símbolo internacional del feminismo en la gorra, asociando la iconografía nazi a los movimientos de reivindicación feminista", alegó la Fiscalía.

“El grave insulto y en este caso la humillación para las mujeres y sus organizaciones sociales y el consiguiente menosprecio y descrédito que generan para ellas entre la sociedad  por el uso de las expresiones y los mensajes referidos constituyen una propaganda innecesaria para la defensa de postulados políticos y ataca la dignidad, los derechos y la libertad de las mujeres, creando un clima que normaliza la discriminación contra las mujeres y las insulta al vincularlas sus ideas con el régimen nacional socialista. Supone una extralimitación del ejercicio”, añadía la Fiscalía, que tipificaba los hechos como “constitutivos de un delito cometido con ocasión del ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por razones de género”.

Sin embargo, el juzgado archivó la causa por entender que no era competente para investigar hechos cometidos por una organización que tiene su sede en Madrid. La Audiencia de Barcelona ha admitido el recurso del fiscal y considera que el juzgado no debió archivar la causa, sino inhibirse a favor de juzgado decano de Madrid.