Menú Buscar
El expresidente del Barça Sandro Rosell

La Audiencia Nacional vuelve a negar la libertad a Sandro Rosell

El expresidente del Barça y el abogado Joan Besolí, investigados por blanqueo de capitales, llevan un año en prisión

23.05.2018 16:19 h.
4 min

El expresidente del Barça Sandro Rosell lleva un año en prisión preventiva. Cuando se van a cumplir 365 días del exmandatario en Soto del Real, la Audiencia Nacional ha vuelto a rechazar (ya lo ha hecho más de diez veces) su excarcelación por riesgo de fuga. Y también la de su socio Joan Besolí, ambos investigados por el blanqueo de 15 millones de euros de la venta de derechos audiovisuales de partidos de la selección de Brasil.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha desestimado una vez más el recurso en el que solicitaban su puesta en libertad y que ya fue rechazado por la juez que instruye el procedimiento, Carmen Lamela. Lo ha hecho al entender, como sostiene la Fiscalía, el “altamente probable” riesgo de fuga de los investigados, hecho que “frustraría” una investigación que está casi terminada.

Contactos internacionales

Argumenta esta medida con las grandes cantidades de dinero que tienen en el extranjero, lo que les llevaría a eludir la acción de la justicia y a instalarse en otro país. Y además, Rosell “carece de un especial arraigo en el territorio español”. Para el ministerio público, las actividades del expresidente del Barça en Asia, Senegal y Qatar y la utilización de cuentas opacas ubicadas en territorios off shore, entre otras cuestiones, “acreditan un riesgo objetivo y cierto” que solo la prisión provisional puede evitar.

En el caso de Rosell, la Sala se basa en el informe de la Fiscalía, que apuntó que era el “máximo responsable de una organización dedicada al blanqueo de capitales”, en tanto que entre 2007 y 2011 efectuó “operaciones financieras tendentes a ocultar” la procedencia de casi 15 millones de euros procedentes de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

La empresa Uptrend

Además, participó de los beneficios mediante la constitución de la empresa Uptrend, propiedad de una mercantil panameña, a través del cobro de 6,5 millones de euros.

Con relación a Besolí, la Sala también comparte el criterio de la Fiscalía en torno al riesgo de fuga y cree que es “plenamente factible” y “razonablemente posible” que pueda huir fuera de España.

Otras mercantiles

Para oponerse a su libertad, la Fiscalía tuvo en cuenta la gravedad de la pena que se le podría imponer (entre 6 y 9 años) por participar en la constitución de empresas dedicadas al blanqueo y compartir, junto con Rosell, los beneficios de Uptrend, en cuya cuenta se recibieron "más de 8 millones de euros de comisiones ilícitas" que después se blanquearon.

Además, en su informe, la Fiscalía enumeró una serie de mercantiles de las que fue administrador y los movimientos de dinero, procedente de comisiones ilegales, que se detectaron en las mismas.