Menú Buscar
F.S., el CDR arrepentido que inculpa a Torra / CG

La Audiencia Nacional confirma prisión para dos CDR por riesgo de fuga

Los magistrados rechazan los recursos presentados por Ferrán Jolis y Jordi Ros por peligro de reiteración delictiva y de destrucción de pruebas

4 min

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la prisión provisional de dos detenidos vinculados a los CDR al apreciar riesgo de destrucción de pruebas, de reiteración delictiva y de fuga dada la gravedad de los delitos que se les atribuyen, de pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y conspiración para la comisión de estragos.

En sendos autos, los magistrados de la Sección Segunda rechazan los recursos presentados por Ferran Jolis y Jordi Ros y confirman la prisión provisional ordenada por el Juzgado Central de Instrucción 6 el pasado 26 de septiembre.

Cuatro detenidos

El tribunal sostiene que, a diferencia de los recursos que estimaron este martes de forma parcial respecto a los cuatro detenidos por falta de información durante la vista de prisión, en estos dos casos, "ni los investigados ni sus letrados en sede policial, ni judicial, efectuaron formal ni expresa objeción, reparo ni queja ni protesta en cuanto a la privación de información referida a los elementos esenciales de la detención".

Tampoco se ha producido ninguna petición por parte de su abogado de tener acceso a dicha información antes de producirse el interrogatorio a sus defendidos. Así, la Sala considera que se facilitó la información esencial "para poder ejercer con suficientes garantías el derecho de defensa en cuanto a la impugnación de la privación de libertad". 

Prisión provisional 

El auto también recoge que, solo tras la notificación de prisión provisional, la defensa denuncia por primera vez la supuesta infracción en el recurso de apelación, algo que no hizo durante el curso de las actuaciones en sede policial, cuando el letrado no solicitó acceder a la información para impugnar la detención de sus defendidos. 

Respecto a los motivos de fondo que llevaron a su ingreso en prisión, la Sala de lo Penal considera que la medida adoptada por el instructor es “adecuada, razonable y proporcionada” a los fines que se persigue, como son evitar el riesgo de fuga, de reiteración delictiva y de destrucción de pruebas.

Trato "exquisito"

En el caso de Ros, además, los magistrados destacan que éste dijo al juez que el trato que le había dado la Guardia Civil fue "exquisito". En cuanto a los indicios recogidos por los investigadores, la Sala recuerda que este admitió pertenecer al Equipo de Respuesta Táctica (ERT), la facción de los CDR que "habría planificado la comisión de una serie de actos delictivos, como el asalto al Parlament.

Este detenido también confesó haber "trabajado con elementos explosivos peligrosos, sustancias explosivas e incendiarias", al tiempo que reconoció que "para conseguir una Cataluña independiente habría que realizar otro tipo de acciones como sabotajes de baja intensidad". En el caso de Jolis, el auto expone que reconoció en sus declaraciones, tanto en la policial como en la judicial, "su participación en determinados hechos dirigidos a la realización de acciones violentas como lo sería el asalto y posterior ocupación de forma ilegal del Parlament".