Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol / EUROPA PRESS

La Audiencia Nacional abre juicio contra Jordi Pujol y sus siete hijos

El juez Pedraz sienta en el banquillo al expresidente de la Generalitat y exige una fianza de 7,5 millones a su primogénito, 'Junior'

4 min

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha acordado la apertura de juicio oral contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, sus siete hijos y otras 11 personas. Entre ellas, la exmujer del primogénito Mercè Gironés y los empresarios Luis Delso Heras, Carlos Sumarroca y Carles Vilarrubí por presuntos delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación de documento mercantil, contra la Hacienda pública y frustración de la ejecución.

También se sentarán en el banquillo el exdirector de la Radio Televisión Andorrana, Francesc Robert Ribes; el empresario mexicano al frente de la editorial Malpaso, Bernardo Domínguez Cerecedes; el propietario de Cat Helicopters, José Barrigón Lafita; el presidente del Grupo GBI, Gustavo Buesa Ibáñez; el empresario inmobiliario Josep Mayola Comidira; el de Life Mataró, Alejandro Guerrero Kadler, y Josep Cornadó Mateu. 

Fianza para Pujol Ferrusola

Además, el juez ha dado 10 días de plazo a Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresident, para abonar una fianza de 7,5 millones de euros y otros 400.000 euros a su exmujer Mercè Gironés, para cubrir las posibles responsabilidades civiles y pecuniarias que pudieran derivarse de este procedimiento, por los delitos contra Hacienda que se les imputan.

En su auto, el magistrado ratifica la situación de libertad de los acusados, ya que todos ellos tienen su residencia fijada en España. Pedraz da un mes de plazo a los procesados para presentar sus escritos de defensa. La Fiscalía Anticorrupción solicita nueve años de cárcel para el expresident por asociación ilícita y blanqueo de capitales, mientras que para su hijo mayor reclama una pena de 29 años de prisión, y otros 17 para Gironès.

Penas de prisión

Por su parte, la Abogacía del Estado pide 25 años entre rejas para el primogénito, en un escrito de acusación que no se dirige contra el padre. Sí solicita 17 años de cárcel para la exmujer de Pujol Ferrusola y cuatro para su hermano Josep.

En junio de 2020, el anterior instructor de esta causa, José de la Mata, propuso juzgar a los miembros de la familia Pujol Ferrusola por formar una organización criminal que, "aprovechando su posición privilegiada de ascendencia en la vida política, social y económica catalana durante décadas, acumuló un patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas".

Pagos de empresarios al clan

En este procedimiento también se ha investigado a empresarios que, presuntamente, realizaron pagos millonarios a la familia, según explicaba De la Mata en su auto, disimulados bajo estructuras societarias más o menos sofisticadas y utilizando diferentes paraísos fiscales y fórmulas contractuales.

Todos esos contratos simulados encontraban su contraprestación en el ejercicio de "concretas influencias por parte de la familia Pujol Ferrusola en adjudicaciones, cambios de calificación urbanística y adjudicación de concesiones", entre otras.