Menú Buscar
Foto promocional de la empresa Quimera Energy Efficiency

La audiencia exculpa a la empresa Quimera

El pleno por unanimidad califica de inmaculada la actuación de la compañía que había sido acusada de estafa

3 min

Primero la juez Carmen Lamela y, más tarde, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en pleno han decidido archivar por inexistencia de delito alguno la investigación abierta contra la compañía Quimera Energy, acusada por estafa, delito societario, blanqueo y falsedad por un exsocio que actuaba en nombre de la empresa Quare Technologies Corporate S.L.U.

Según la querella inicial, dos directivos de la empresa Quimera Energy, considerada como la mayor compañía nacional de gestión de eficiencia energética y una de las empresas punteras a nivel europeo en el sector, habían desviado diversas partidas destinadas a ampliación de capital de la firma para fines que nada tenían que ver con ello.

Primer archivo

La juez Carmen Lamela admitió la denuncia pero a medida que avanzó en las indagaciones, y gracias a la documentación que de forma inmediata presentaban los demandados cada vez que eran requeridos, decidió archivar la causa por inexistencia de actividad delictiva.

No sólo eso, ya en esa fase de la instrucción se contempló la posibilidad de que los denunciantes hubieran actuado con el único ánimo de presionar de forma espuria (los abogados de Quimera Energy hablan de extorsión en toda regla) a la compañía. Por ello, en el auto de archivo, la juez Lamela impone las costa procesales a los denunciantes.

Este auto llegó a la Sala de la Audiencia Nacional que no sólo ratificado el archivo sino que ha impuesto las costas, nuevamente, a la parte denunciante.

La actividad no cesa

Quimera ha anunciado su desembarco en China y la firma de millonarios contratos con hoteles de lujo en Canarias, México, Emiratos Árabes y en el Caribe.

Quimera se dedica a elaborar planes de ahorro energético para grandes infraestructuras, especialmente centros hoteleros. Esta compañía garantiza un ahorro del 60% del gasto energético anual y sólo factura por el 40% que se acaba pagando.