Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la Estación de Cercanías de Viladecans, cerca de donde se ha producido el atropello / TRENS

Retrasos en varias líneas de Cercanías por un atropello

El suceso en Viladecans ha obligado a interrumpir la circulación en la línea R2 Sud, que recorre la costa sur de Barcelona, y ha dejado demoras en el resto de la red

4 min

Retrasos en varias líneas de las Cercanías de Barcelona por un atropello en Viladecans (Barcelona). Protección Civil de Cataluña ha activado el lunes la alerta ferroviaria Ferrocat después de que un convoy de la Línea R2 Sud embistiera a una persona que se encontraba en las vías en el término municipal de esta población barcelonesa. El suceso ha obligado a interrumpir la circulación en este servicio, que cubre la costa sur de la Ciudad Condal, hasta poco antes de las 10:00 horas.

El incidente en Viladecans ha dejado demoras de hasta 60 minutos en el resto de la línea R2 Sud. Asimismo, se han producido retrasos en las líneas R13, R14, R15 y R16. De hecho, algunos convoyes no han podido salir de las estaciones de partida. Ha ocurrido, por ejemplo, en la R15, que empieza su trayecto en la Estación de Francia. El operador ferroviario recomendó utilizar medios de transporte alternativos en el tramo afectado durante el suceso.

Por su parte, las líneas de Media Distancia se han desviado por Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Segundo incidente en seis días

El atropello y los notables retrasos registrados hoy en la red de Cercanías son el segundo incidente ajeno a Renfe que provoca problemas en la red en seis días. El incidente que ha interrumpido la circulación en la R2 Sud, una de las líneas más problemáticas de la red por su configuración, se suma a la interrupción de la línea R4 el pasado martes, 20 de noviembre, cuando descarriló un tren, segando la vida de un pasajero e hiriendo a cinco más, por culpa de un desprendimiento de rocas en la vía.

Trabajos en el lugar del descarrilamiento del tren de la R4 de Cercanías / EFE

Trabajos en el lugar del descarrilamiento del tren de la R4 de Cercanías / EFE

Una semana después de la mortal salida de vía del tren de la Línea R4, que no fue atribuible a Renfe sino al estado de los taludes e infraestructuras de apoyo, una gestión que hace Adif, continúan las afectaciones en este servicio, que une Sant Vicenç de Calders (Tarragona) con Manresa (Barcelona). Los trenes vuelven a cubrir el trayecto, aunque los horarios se han alterado ligeramente por razones operativas.

Pasajeros esperando en trenes

Cualquiera que fueren los antecedentes, el suceso de hoy en Cercanías ha provocado que trenes de diversas líneas hayan quedado parados con pasajeros en el interior. Así lo han denunciado viajeros en las redes sociales, que han criticado el hecho de que su convoy se haya quedado parado a mitad de trayecto, sin posibilidad de coger un transporte alternativo desde una estación. Otros pasajeros han denunciado la falta de información y las aglomeraciones en el transporte alternativo, como los autobuses que ha fletado Renfe.

Otros pasajeros se han quejado de que estaban "atrapados" en estaciones cuyo lavabo estaba cerrado. No obstante, Renfe no podía dar paso a los convoyes por orden policial, ya que los cuerpos y fuerzas de seguridad estaban investigando el atropello.