Menú Buscar
Protesta de mossos ante la comisaría de Rubí el pasado viernes / EFE

El atropello del mosso de Rubí: la versión desconocida

El juzgado instructor descarta voluntad de agresión en la actuación del ciudadano que presa del pánico atropelló a un agente de paisano

22.12.2016 00:00 h.
5 min

Fuentes del juzgado de Rubí que instruye la causa contra el ciudadano que el pasado día 15 atropelló a un mosso d'esquadra que le trataba de identificar han señalado a esta redacción que no existen indicios de intencionalidad "ni de voluntad de agredir al policía" en la actuación del detenido.

Contrariamente a las versiones facilitadas por distintos portavoces sindicales, aquel día el detenido fue confundido con un atracador de farmacias que actuaba por la zona y contra el que pesaban diversas órdenes de detención. Dos agentes de paisano le dieron el alto, se identificaron y en ese momento el ciudadano, presa de un súbito ataque de pánico, huyó ante el convencimiento de que se trataba de dos delincuentes que portaban documentación falsa.

Pánico, atropello y error

En la huida, atropelló a otro mosso que, al golpearse con el suelo sufrió un grave traumatismo craneal. Su compañero disparó 11 tiros al vehículo del supuesto atracador. Todos los disparos impactaron, según el atestado policial, en la caja del motor. Una vez inmovilizado el vehículo, ese ciudadano salió del mismo llorando, pidiendo que no le mataran, tras haberse hecho sus necesidades encima.

Una vez en comisaria, y mientras el mosso era trasladado al hospital, los agentes de investigación de Rubí constataron el error: aquel detenido no era el atracador. Tenía coartada, domicilio y trabajo conocido, y ni siquiera tenía antecedentes. El detenido relató haber confundido a los policías y haber sentido un "miedo insuperable" por esa situación, lo que le llevó a huir desbocado.

Ante el error cometido (gracias a la destreza del agente que disparó, ninguna de las balas impactaron en el sospechoso) y tras consultar con la superioridad, se decidió su puesta en libertad con cargos policiales y se le emplazó a que, horas después, compareciese ante el juez.

Coincidencia policial y judicial

Eran las tres de la madrugada. A las nueve de la mañana, ese hombre compareció, según lo instado por los mossos, en sede judicial. El juez, tras tomarle declaración, le dejó libre. Los datos e informes recabados por el juzgado sostienen que los mossos no actuaron con ligereza al dejar libre con cargos policiales al detenido y que el hecho de su inmediata puesta en libertad judicial demuestra que el criterio técnico de la policía es el mismo que el del magistrado y el fiscal.

Fuentes jurídicas consultadas por este medio han explicado que la actuación de los mandos policiales fue técnicamente legal, aunque, de haber dejado en los calabozos al detenido hasta su puesta a disposición judicial, ese escenario tampoco hubiera sido una ilegalidad. En todo caso, fuentes del Colegio de Abogados de Barcelona se felicitan por la actuación policial "que protegió los derechos de un ciudadano inocente, confundido con un criminal y que no actuó con voluntad de herir a nadie".

Explicaciones a la tropa

Tras el revuelo provocado por la movilización de algunos sindicatos manifestándose críticos con la actuación supuestamente permisiva con el detenido (una actuación que atribuyen a la cúpula policial), el comisario jefe, Josep Lluís Trapero, reunió el pasado lunes en el auditorio de la comisaria de Egara a más de 500 mandos superiores e intermedios de la policía autonómica para ofrecerles una explicación sobre lo ocurrido.

Visita sorpresa

Por la noche Trapero y el grueso de los comisarios del cuerpo se trasladaron al hospital para visitar al herido y, más tarde, se personaron en la comisaria de Rubí. Allí, sin luz ni taquígrafos, Trapero se entrevistó con el mosso que participó en el operativo (el qué disparó los 11 tiros) y que, al saber que el detenido quedaba en libertad policial, lanzo un tuit insultante para con su mando policial.

No ha trascendido ningún dato literal de esa conversación pero fuentes policiales han explicado a Crónica Global que ese agente, militante del sindicato SPC, pidió disculpas por su reacción en caliente y aceptó las explicaciones de su mando.

El mosso herido ha sido trasladado a planta y evoluciona de forma favorable dentro de la gravedad de las lesiones.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información