Menú Buscar
Imagen de la tienda Nike Factory Store de Montigalà (Badalona) / CG

Intento de atraco con escopeta en la Nike Factory Store de Badalona

Tres hombres asaltan la tienda de Montigalà y obligan a seguridad a cerrar el establecimiento con decenas de personas en el interior

27.02.2019 12:29 h.
4 min

Un sala de Instrucción de Badalona juzga hoy por la vía rápida el intento de atraco con escopeta de la tienda Nike Factory Store de Montigalà, que tuvo lugar el pasado viernes por la tarde. El asalto, perpetrado por tres hombres, obligó a la seguridad del establecimiento a cerrarlo por seguridad con decenas de personas dentro entre escenas de pánico.

Según han explicado fuentes conocedoras del suceso a este medio, el intento de atraco de la tienda se originó como un vulgar hurto. Tres hombres entraron en el negocio y uno de ellos procedió a robar varias piezas de ropa deportiva. Fue interceptado por los vigilantes de seguridad, que ya tenían identificados al trío como pequeños delincuentes habituales de la zona. Por ello, retuvieron al sospechoso y le conminaron a devolver los objetos sustraídos, mientras sus compañeros salían de la megatienda a toda prisa.

Preguntado por la cuestión, un portavoz de los Mossos ha confirmado una detención "por una requerimiento pendiente" y un hurto de 165 euros el 22 de febrero a las 17:59 horas en la zona. Ha descartado el uso de un arma de fuego "aunque en un primer momento se habló de su uso".

Sacan la funda de una escopeta

Según otras fuentes, inmediatamente después de ser aprehendidos, la pareja volvió al rescate de su compinche, que se había quedado retenido en el interior por la vigilancia del local hasta que llegara la policía. "Estaba fuera de sí y gritaba que los iba a matar a todos, que sabía dónde vivían y quién eran", han explicado fuentes cercanas a las pesquisas. Mientras, en el exterior, sus compañeros abrieron el maletero del coche y sacaron la funda de una escopeta --de la cual los Mossos han negado su uso--, sin llegar a desenfundar. Fue en aquel momento que el personal del comercio cerró la persiana principal por seguridad.

"No acabó ahí. Parte de los guardias de seguridad quedaron fuera del local. Pensaban que iban a morir, pues uno de los sospechosos blandía la funda de una escopeta", han agregado las mismas voces. Sin mediar palabra, los supuestos atracadores cambiaron de táctica y entraron en el vehículo con el que habían acudido al comercio, que se encuentra en la avenida de la Comunidad Europea de Badalona, muy cerca de otros grandes almacenes como Ikea o Conforama.

Amenazan con 'alunizar'

La intención de los presuntos cacos era la de amedrentar a los vigilantes, amenazando con alunizar el local. "Aceleraron a fondo sin moverse del lugar, quemando rueda. Los vigilantes pensaban que iban a ser heridos gravemente o a morir, pues no mediaba obstáculo alguno entre la pareja y la persiana de la tienda, que estaba bajada", han añadido las mismas fuentes.

Finalmente y tras unos segundos de máxima tensión, los asaltantes se dieron a la fuga en coche, dejando al tercer implicado en el interior del local en un estado muy alterado. Éste fue denunciado a los Mossos d'Esquadra por hurto. No constan más denuncias, pues no se llegó a sacar el arma ni se utilizó el coche para embestir la cristalera de la Nike Factory, pese a que sus compinches amenazaron con ello. El juicio se celebra hoy.