Menú Buscar
Los Mossos d'Esquadra se llevan bolsas con objetos de la casa en Alcanar (Tarragona) / EFE

Los Mossos señalan al imán de Ripoll como responsable de la radicalización de los terroristas

La policía autonómica sospecha que sus restos se encontrarían bajo los escombros de la casa que explotó el miércoles en Alcanar

4 min

Los Mossos d’Esquadra sospechan de que el cuerpo del imán de Ripoll (Girona) en el que centran la investigación de los atentados terroristas en Cataluña se encuentra bajo los escombros de la casa de Alcanar (Tarragona). El líder espiritual de 44 años sería el responsable de haber radicalizado de forma extremadamente rápida a los 11 jóvenes que formaban parte de la célula islamista que presuntamente dirigía.

Su pronta edad ha sorprendido a los agentes que participan en la investigación. El imán tenía una especial influencia sobre Moussa Oukabir, el menor al que se responsabilizó en un primer momento del atropello masivo en Las Ramblas de Barcelona y que fue abatido en Cambrils (Tarragona).

Las pesquisas sitúan ahora a Younes Abouyaaqoub, un marroquí de 22 años y vecino también de Ripoll, en el volante de la furgoneta. Está en búsca y captura.

Información incautada

Se llega a este indicio tras dos días de búsqueda de información intensa. Se han practicado ocho registros en la pequeña localidad de Girona, Ripoll, que se sorprende de haber sido la cuna de la célula terrorista que ha sembrado el pánico en Cataluña. Los agentes de seguridad también han entrado en el piso del imán.

Hasta el momento, no se ha detectado ninguna referencia de contactos internacionales de los terroristas de Cataluña con Estado Islámico o con personas escondidas u otras células aletargadas. Pero los agentes aún deben analizar los documentos que se han incautado en las viviendas. Tampoco se ha terminado de vaciar la información que el imán guardaba en el ordenador personal, localizado en su domicilio.

El descubrimiento en Alcanar

En Alcanar, los Mossos d’Esquadra y los Bomberos de la Generalitat se han visto obligados a parar los trabajos de desescombro del chalé donde trabajaban los terroristas al toparse con una sorpresa: un bidón de gran tamaño que ha resistido intacto el hundimiento.

Se trabaja con la hipótesis de que el recipiente contenga ácido sulfúrico, el elemento inductor de los explosivos de gas propano y butano que la célula intentaban fabricar. Una macrobomba que se preparaba en el taller de la urbanización Montecarlo que se podría haber dirigido a monumentos icónicos, como la Sagrada Familia.

Tedax y policía científica

Los investigadores han pedido la presencia de los Tedax y de expertos de la policía científica para que analicen el contenido del bidón y puedan reemprender las tareas de desescombro. Según los planes iniciales, este trabajo se prolongará entre cuatro y cinco días.

De las 12 personas que formaban parte de la célula islamista, cinco terroristas fueron abatidos en Cambrils y otros cuatro han sido detenidos.