Menú Buscar
Imagen de un American Staffordshire, considerado un perro de raza peligrosa / WIKIPEDIA

Dos heridos por el ataque de dos perros de raza peligrosa en Barcelona

Este suceso se produce un día después de que un agente de la Guardia Urbana haya disparado y matado a un perro

19.12.2018 16:31 h.
3 min

Dos personas han resultado heridas por el ataque dos perros de raza peligrosa en Barcelona. Una de las víctimas es una anciana de 85 años, a la que los canes de raza American Staffordshire han destrozado una mano. La otra tiene mordiscos en varias partes del cuerpo.

El ataque se ha producido pasadas las 11:00 horas en la zona de Vallvidrera, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, después de que los animales se hayan escapado de una casa cercana. Según ha avanzado El Periódico, los heridos han sido trasladados al hospital Vall d’Hebron.

Incidente con la Urbana

Este suceso se produce un día después de que un agente de la Guardia Urbana haya disparado y matado a un perro. Según el cuerpo policial, el agente vio a un can sin correa y pidió a su dueño que lo atase. El animal se abalanzó sobre el policía y éste decidió dispararle con el arma reglamentaria causándole le muerte. 

Según la versión que explica la Urbana, el dueño del perro ha agredido a los policías, razón por la que fue detenido por agresión a la autoridad. El agente herido se encuentra de baja debido al mordisco que recibió del animal. 

Más ataques 

El suceso de esta mañana en Barcelona no es un caso aislado. Hace unos días, tres perros de raza pitbull hirieron a una mujer mientras paseaba a sus dos canes en el municipio de La Selva de Mar en Tarragona. La señora tenía mordeduras en brazos y piernas y una de sus mascostas murió a causa del ataque de los canes de raza peligrosa. 

La víctima, que presentó una denuncia en la comisaría de los Mossos d’Esquadra en Reus, paseaba a sus dos perros por un camino de la localidad tarraconense cuando, al pasar por delante de una casa, oyó ladrar a otros animales. Éstos se abalanzaron sobre una de sus mascotas, y cuando la dueña intentó socorrerla, también resultó herida.