Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El hombre agredido delante del Hotel Axel de Barcelona / CG

"Me rompieron la mandíbula con un martillo ante el Hotel Axel"

Un hombre de 36 años está ingresado en el Hospital Clínic Barcelona tras ser atacado con un objeto contundente ante el alojamiento LGBTI; Mossos descarta el móvil homófobo

5 min

"Me rompieron la mandíbula ante el Hotel Axel". Un visitante británico de origen brasileño de 36 años ha denunciado a este medio que fue brutalmente atacado ante el alojamiento LGTBI de Barcelona la madrugada del lunes, en un asalto con martillo que tilda de "homófobo". Los Mossos d'Esquadra, por su parte, descartan el motivo de odio y lo atribuyen a un robo violento. 

La víctima habla con Crónica Global desde una cama del Hospital Clínic Barcelona, donde está ingresado tras sufrir rotura múltiple de mandíbula como consecuencia de un martillazo en la madrugada del lunes. "Pasaba ante el hotel y me acosté en un banco a mirar el móvil. Sin mediar palabra, se acercaron dos hombres por detrás y me propinaron un martillazo en la cara", alerta. 

"Fue un crimen de odio, homófobo"

El agredido se levantó "por instinto" y llamó a la "policía", pero nadie le ayudó. Se dirigió a la puerta del Axel, donde se quedó tumbado sangrando "abundantemente". "No podía ni gritar, pues tenía la boca llena de sangre", avisa. Mientras, sus atacantes se acercaron a él con la intención de golpearle de nuevo, pero finalmente desistieron y huyeron a la carrera, no sin antes llevarse su mochila. Clientes que salían del hotel le socorrieron, y llamaron a la policía, que le trasladó al Clínic "porque la ambulancia ni venía". 

¿Por qué le golpearon? "No era para robarme. Porque tuve el móvil en la mano mientras me tambaleaba desorientado, en shock, y me lo podrían haber arrebatado con facilidad", precisa. ¿Qué pasó, pues? "Fue un crimen de odio, un intento de homicidio homófobo", apostilla. 

Intervención y posible parálisis

El súbdito brasileño de origen y británico de nacionalidad avanza que "tendrá que someterse a cirugía" para que le reconstruyan el rostro, destrozado en varios puntos de la mandíbula. "Tuve que firmar un papel en el que me comprometía a arriesgarme a perder movilidad en el rostro cuando sonrío porque tienen que operar muy cerca de un nervio facial. Me quedará una cicatriz para siempre en la cara", informa. 

El paciente aguarda ahora su operación, que se ha demorado y está programada "para los próximos 15 días". Está en trámites con su compañía de seguro médico para que le trasladen a un hospital privado. "Nadie me ayuda por ser extranjero. Parecen haberse olvidado de mí por mi pasaporte", denuncia, señalando que le tenían que operar hoy, pero que la intervención se ha retrasado inesperadamente en el último momento. 

Mossos: "Robo con violencia, no ataque homófobo" 

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha confirmado que les consta un incidente ante el Hotel Axel de Barcelona el lunes de madrugada. Lo atribuyen a un robo con violencia, y descartan el móvil de odio. "No fue un ataque homófobo, fue un robo con un objeto contundente", indican. 

Por su parte, una portavoz del hotel ha corroborado esta versión y ha apuntado al móvil del robo como motivo del crimen. La misma fuente ha agregado que se asistió al joven, aunque ha enfatizado que la agresión no se enmarca en la última ola de ataques homófobos en España.