Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Concierto del Primavera Sound, celebrado en el Fòrum / EUROPA PRESS

Las asociaciones vecinales del entorno del Fórum, en pie de guerra contra el Primavera Sound

El consistorio acordó con los vecinos que la celebración del Primavera Sound 2022 sería una excepcionalidad

3 min

Las asociaciones vecinales del entorno del Fórum, el recinto que alberga el festival Primavera Sound, estallan contra la celebración del multitudinario evento. Los vecinos han creado la plataforma Stop Concets Fòrum como respuesta a la comparecencia ofrecida este viernes por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

Después de que los organizadores plantearan la posibilidad de trasladar las futuras ediciones del Primavera Sound a Madrid alegando una falta de apoyo por parte del consistorio, Ada Colau ha asegurado que que el evento “fuera de toda duda, se queda en Barcelona”.

El acuerdo era otro

Con la creación de la plataforma, las entidades y vecinos de la zona quieren dar respuesta a lo que consideran “una falta de rigurosidad y de incumplimiento con los compromisos” que se debatieron en varias reuniones celebradas entre mayo y septiembre de este año. 

Precisamente, en el último encuentro en el Ayuntamiento, las entidades vecinales se reunieron con los diferentes actores y se acordaron una serie de mejoras en los referente a la limpieza del espacio exterior del Fòrum, al dispositivo de seguridad previsto por parte de la Guardia Urbana y de los Mossos, a la repercusión acústica y a los problemas de movilidad generados por el festival. 

El de 2022 sería el último festival

Durante la reunión se llegó al acuerdo que la celebración del Primavera Sound 2022 sería una excepcionalidad para dar salida a la venta masiva e irresponsable de entradas durante 2020 y 2021, pero que no se repetiría. La petición se enmarca en el acuerdo de reducir los eventos celebrados en el Fòrum aprobado en el Consejo Extraordinario del Ayuntamiento de Barcelona en 2019. 

Los vecinos aseguran que en ningún momento de la reunión se les informó de que el festival tendría lugar en 2023 y que tampoco han recibido una citación para negociar de nuevo con el consistorio. La plataforma denuncia que Colau haya vuelto a recurrir a la estrategia de "donde dije digo, digo Diego", como respuesta frente a las coacciones de los promotores del festival

No se quedarán de brazos cruzados

Ahora, solicitan al resto de partidos municipales que se opongan al cambio de modelo anunciado por la alcaldesa. “No nos quedaremos de brazos cruzados, aceptando la que consideramos una provocación más por parte de la administración municipal y comunicamos públicamente nuestro absoluto rechazo en esta decisión y la oposición más firme ante esta nueva provocación”, reza el comunicado emitido este viernes.