Así se prepara la seguridad del MWC

Mossos y policías locales de Barcelona y L’Hospitalet se coordinan para proteger el congreso tecnológico internacional por excelencia

Dos mossos d'esquadra, en la puerta de entrada del MWC en su edición de 2016 / MOSSOS D'ESQUADRA
Cristina Farrés / Nuria Vázquez
23.02.2017 00:00 h.
4 min

A solo tres días del pistoletazo de salida para la inauguración del Mobile World Congress (MWC), la seguridad es uno de los puntos ante los que mantener la guardia. Las policías catalanas, Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, tanto de Barcelona como de L’Hospitalet de Llobregat --territorios que acogen el congreso-- trabajan coordinadas para evitar cualquier incidente.

La última reunión fue este martes, 21 de febrero, por la mañana, según ha explicado en rueda de prensa el director de los Mossos, Albert Batlle. Justo antes del incidente del hombre que robó un camión cargado de bombonas de butano y trató de circular, en contra dirección, por la Ronda Litoral de Barcelona.

Toda una señal para que los mandos policiales recuerden la situación de alarma ante la que se encuentra la ciudad tras los atentados de París de noviembre de 2015, en los que el nivel de alerta terrorista se elevó a 4 sobre 5.

Atención máxima

“Atenderemos todas las contingencias de seguridad en el recinto donde se celebra el evento, todos los elementos de seguridad ciudadana y también en qué situación concreta se celebra un gran acontecimiento en una gran capital europea”, ha dicho.

No ha querido facilitar un número exacto de agentes por cuestión de seguridad, pero sí remarcar que se trata de un dispositivo muy rodado porque los policías llevan unos cuantos años ajustándolo. “Ningún tipo de relax y atención máxima”, ha sentenciado.

En la misma línea se han expresado los policías locales de L’Hospitalet, que sí han desvelado algunos datos sobre su dispositivo especial para el MWC. Participarán 45 mandos y 280 agentes que llevarán a cabo tareas de seguridad y regulación del tráfico, en coordinación con todos los demás actores.

Repetir el éxito

Por su parte, GSMA, la entidad que agrupa a más de 900 empresas del sector y organiza el MWC, espera como mínimo repetir el dispositivo de la edición pasada. Consideran que se trata de un éxito porque no se reportó ningún incidente grave y el filtro de seguridad del recinto no provocó colas ni en las entradas, ni en las salidas.

Todo ello, en un momento en el que los protocolos vigentes ya habían alcanzado sus niveles máximos. Los asistentes, además, reportaron todos ellos informes favorables sobre los niveles de seguridad que se respiraban tanto en el interior de Fira Gran Vía y Fira Montjuïc como en la ciudad de Barcelona.

Protección invisible

El momento más complejo para la organización del evento es la plantificación de la logística necesaria para desplazar a los más de 100.000 asistentes hasta el evento y propiciar que todos ellos entren de forma rápida y segura. Por ello, las autoridades están presentes a lo largo de todo el camino de acceso, controlan la zona y están dentro del recinto.

Pero otra de las máximas de GSMA es que la protección sea casi invisible para el asistente de a pie. Que se sienta cómodo en la feria y no vea ningún elemento que le despierte una preocupación por la seguridad personal. Y eso, en la edición de 2016, funcionó.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información