Menú Buscar
Imagen del nuevo acelerador lineal del Hospital Universitario Arnau de Vilanova / INSTITUTO CATALÁN DE LA SALUD

Arte y tecnología en los tratamientos oncológicos del Hospital Universitario Arnau de Vilanova

El proyecto ‘Radioterapia +++’ y el acelerador lineal ‘True Beam’ buscan mejorar el servicio prestado a los pacientes de cáncer del hospital

María Díaz
6 min

El Servicio de Oncología Radioterapéutica del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida ha recurrido al arte y a la tecnología para renovarse y ofrecer un mejor servicio a todos los pacientes de cáncer que acuden allí a tratarse. Con la implantación del proyecto Radioterapia +++ y la instalación del acelerador lineal True Beam, los responsables sanitarios del hospital pretenden humanizar y acelerar los tratamientos respectivamente. En la actualidad este servicio de atención especializada de Cataluña atiende a un promedio de ochocientos pacientes al año.

El Instituto Catalán de la Salud ha sido el organismo oficial de la Generalitat de Cataluña que ha informado de los nuevos recursos puestos a disposición de los enfermos de cáncer que se someten a un tratamiento de radioterapia en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova. Según el instituto “la singularidad de Radioterapia +++ radica en el hecho de que el proyecto no sólo pretende humanizar el Servicio de Oncología Radioterapéutica, sino que busca la interacción entre artistas, pacientes, expacientes, familiares y profesionales sanitarios”. Radioterapia +++ es un proyecto promovido por la plataforma HONCOR (Humanizando la Oncohematología y Radioterapia), cuyos miembros se definen como “un grupo interdisciplinar de personas inquietas con experiencia activa en el campo de la Oncología a las que nos une la ilusión de humanizar la atención de los pacientes oncológicos y sus familias”.

Música mientras se someten a radioterapia

Esa es precisamente la propuesta de Radioterapia +++, “hacer más agradable el tiempo que el paciente permanece en nuestro servicio mientras se le administra el tratamiento de radioterapia”, aseguran desde HONCOR. Para ello se recurre a estímulos audiovisuales de carácter artístico, labor de la que se encarga el Centro de Arte la Panera de Lleida junto a la Fundación Nina Carasso. “Todo el mundo trabaja con un objetivo común: utilizar el arte para transformar el espacio y mejorar la experiencia de toda la comunidad hospitalaria”, aseguran desde el Instituto Catalán de la Salud. Una docena de artistas participan de él. La primera en hacerlo fue Lara Costafreda, cuyo trabajo trajo consigo la remodelación del área reservada a Oncología Terapéutica en el edificio del Hospital Universitario Arnau de Vilanova que, en palabras del Instituto Catalán de la Salud, “ha convertido un espacio gris y sin luz natural en un lugar colorista y alegre”.

Proyecto 'Radioterapia +++' del Hospital Universitario Arnau de Vilanova / HONCOR

Colaboración de Lara Costafreda en el proyecto 'Radioterapia +++' del Hospital Universitario Arnau de Vilanova / HONCOR

Según la plataforma HONCOR, “el paciente oncológico es un paciente especial porque además de sufrir los efectos de la enfermedad, en algunas ocasiones presenta efectos secundarios relacionados con los tratamientos” por eso, aseguran, es tan importante “reducir el nivel de estrés y ansiedad que generan estos tratamientos”. De esta consideración surge la segunda colaboración artística, la del grupo Domestic Data Streamers, que ha propuesto a los pacientes que expresen sus sensaciones y estados de ánimo a través de muñecos de diferentes colores en un mural que representa las distintas áreas del Servicio de Oncología Radioterapéutica. La diseñadora gráfica Josune Urrutia ha creado el Diccionario Enciclopédico Ilustrado Colaborativo sobre Cáncer, una obra en la que los pacientes, sus familiares y el personal sanitario son los encargados de aportar el contenido significativo. La próxima colaboración artística será de carácter sonoro. Tal y como ha comunicado el Instituto Catalán de la Salud, Lúa Coderch plantea “una intervención sonora en el búnker para mejorar la experiencia del paciente”.

El nuevo acelerador lineal permitirá reducir los efectos secundarios y los tiempos de espera

Cuando en el contexto de los tratamientos oncológicos vía radioterapéutica se habla del búnker se hace referencia a las máquinas destinadas a dispensar tales tratamientos. El Hospital Universitario Arnau de Vilanova acaba de estrenar una de estas máquinas, un recurso tecnológico que se suma al artístico para mejorar la experiencia de los pacientes. El nuevo acelerador lineal que ha llegado al área del Servicio de Oncología Radioterapéutica del hospital catalán es un modelo True Beam. Con un coste aproximado de dos millones de euros, la máquina ha sido financiada por la Fundación Amancio Ortega, vinculada al grupo empresarial textil Inditex.

Según informa el Instituto Catalán de la Salud, el True Beam “permite ofrecer tratamientos más precisos y con menos efectos secundarios” y “acortar los pasos y el tiempo necesario para colocar al paciente”, ya que este dispositivo tecnológico es capaz de identificarlo antes de que comience la sesión. El nuevo acelerador lineal sustituye a un modelo más antiguo. Con él siguen siendo dos los aparatos de estas características disponibles en el Servicio de Oncología Radioterapéutica del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.