Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de la Guardia Urbana de Reus (Tarragona), que ha arrestado a un hombre por romper dos dientes a su hijastro / EUROPA PRESS

Arrestan a un hombre por romperle dos dientes a su hijastro en Reus

La Guardia Urbana lo acusa de un delito de violencia de género contra el chico, de 15 años y transexual, aunque la madre del niño y el arrestado niegan los hechos

3 min

Un hombre ha sido arrestado por la Guardia Urbana tras romperle dos dientes a su hijastro. Los hechos ocurrieron la noche del pasado 19 de mayo, en una vivienda de la calle Monestir de Ripoll de Reus (Tarragona). Los vecinos escucharon gritos que provenían del piso y avisaron al 112, asustados por cómo podría acabar la pelea.

En la casa había un menor, un chico transexual de 15 años, y dos adultos, su madre y su padrastro. Cuando llegaron los agentes, el joven les mostró los dientes rotos y acusó a su padrastro de haberle golpeado. Por su parte, el hombre presentaba algunos arañazos y, tanto él como su pareja –la madre del niño–, negaron los hechos.

Violencia de género

Dado que los implicados no se ponían de acuerdo y daban versiones distintas de los hechos, la Guardia Urbana decidió detener al padrastro del chico y acusarlo de un delito de violencia de género. De este modo, se inició el protocolo de arresto, no sin antes pasar por el CAP para examinar al acusado.

Por otra parte, la víctima también fue atendido por un médico, al que le faltaban dos dientes. Los agentes pudieron percibir que la relación familiar de los convivientes era realmente complicada y tensa. Por esta razón, concluyeron que peleas y discusiones como esta están a la orden del día en esa vivienda.

La madre se negó a denunciar

La madre del niño –y pareja del detenido– se negó a presentar una denuncia contra el padrastro de su hijo, alegando que este no le había pegado. De este modo, rebatía la declaración del joven.

Dado que la víctima es menor, los agentes consultaron a la Fiscalía de Menores si este podía poner la denuncia sin la necesidad de ir acompañado por un adulto. Al tener más de 14 años, esta autorizó la declaración del chico. Así, la Guardia Urbana mantuvo arrestado al acusado por un delito de violencia de género.