Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona sin hogar duerme en una calle de Barcelona / FUNDACION ARRELS

Arrels vacunará a personas sin hogar

La Fundación Arrels ofrece a todos aquellos que lo deseen poder inocularse la dosis única de Janssen la próxima semana

3 min

Las personas sin hogar que acuden al centro abierto de la Fundación Arrels en Barcelona serán vacunados contra el coronavirus a partir de la semana que viene. La asociación ha confirmado que todos aquellos que lo deseen también recibirán a partir del próximo lunes la vacuna contra el Covid-19 de Janssen, que tiene la ventaja de ser monodosis.

El director de esta fundación, Ferran Busquets, ha comunicado la noticia a través de su cuenta de Twitter. "La próxima semana, en el centro abierto de la Fundación Arrels, se pondrán vacunas de una sola dosis a personas que duermen en la calle, sin importar la edad ni la documentación", ha detallado.

Sin papeles

La vacunación se realizará de las 9 a las 12 horas por parte del equipo de sanitarios del Centre d'Atenció Primària (CAP) Drassanes, cercano al equipamiento de la entidad. Disponndrán de unas cincuenta dosis, aunque podrían aumentarse si fueran necesarias, según Busquets.

La administración de la vacuna en la Fundació Arrels no tendrá límite de edad, no requerirá que las personas sean usuarias de la organización, ni será necesario que tengan tarjeta sanitaria individual (TSI) o documentación en regla. "La peculiaridad y facilidad es que se tratará de vacunación para un colectivo, las personas sin hogar", ha indicado la entidad, que ha informado que se hará registro de las personas vacunadas con los datos personales de los que dispongan.

A personas vulnerables

Arrels trabaja desde 1987 en la atención de aquellos que duermen en la calle y dispone de un centro en Barcelona donde estas personas pueden resguardarse, dejar sus pertenencias o asearse.

El pasado 11 de mayo, la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad aprobó que la vacuna de Janssen, por la ventaja de ser la única monodosis, se destinara también a ciudadanos con vulnerabilidad social y económica. Entre ellos están, lógicamente, personas sin hogar, temporeros o inmigrantes en situación administrativa irregular.