Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cuartel abandonado de la Guardia Civil en Sant Sadurní d'Anoia que ha ocupado Arran / GOOGLE STREET VIEW

Arran ocupa el cuartel abandonado de la Guardia Civil en Sant Sadurní d'Anoia

La organización juvenil radical asegura que ha entrado para “devolverla al pueblo” tras estar 14 años en desuso

3 min

Arran ha ocupado el antiguo cuartel de la Guardia Civil en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona). El edificio, en desuso y prácticamente abandonado desde hace 14 años, muestra pancartas en las que piden “devolverla al pueblo”

El complejo se encuentra sin inquilinos desde 2008. Arran ha decidido allanar el inmueble y lanzar una exigencia al Ministerio del Interior para que ceda de forma gratuita este espacio al Ayuntamiento de Sant Sadurní d’Anoia, gobernado por Ton Amat Ibáñez, de Junts per Catalunya. Dejan en el aire confirmar si, llegado al caso de que se ejecutara el traspaso de la propiedad, abandonarían de forma voluntaria el edificio.  

En proceso de venta

“Hasta ahora, solo han mostrado la intención de venderla", ha apuntado la portavoz de la organización juvenil radical, Teresa Roig, en declaraciones a la prensa local. Arran asegura que esta decisión es una "falta de respeto para el edificio que se hizo en unos terrenos que cedió el Ayuntamiento en 1956”. El alcalde, por su parte, ha asegurado que mantienen la negociación con Interior para que se proceda al traspaso.

La organización afín a la CUP afirma que el cuartel “pertenece” a los vecinos de Sant Sadurní porque el consistorio los cedió al Estado “para construir un espacio que funcionó basado en la represión hasta 2008”. Los okupas han anunciado que están en conversaciones con el Sindicat de Llogaters para ofrecer los pisos de la Guardia Civil que están cerrados “a gente que a día de hoy no tiene un techo donde vivir”.

Cesión a coste cero

Fuentes municipales han explicado que negociaban con Interior para conseguir una cesión del edificio a coste cero “o por el mínimo importe posible”. Arran defiende que allanarlo ha sido una forma de “abrir un melón” y desatascar estas negociaciones. 

La organización ha reclamado a Amat que abra un equipamiento juvenil en el antiguo cuartel “para que los jóvenes no marchen del pueblo”. Todo ello ocurre a un año de las elecciones locales. El futuro de este espacio será uno de los temas que marcarán la campaña en Sant Sadurní.