Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública, aspira a tener a cinco millones de catalanes vacunados en  julio / EP

Argimon insiste en espaciar las dosis para tener cinco millones de catalanes vacunados en julio

El secretario de Salud Pública anuncia que el 10 de mayo comenzarán a inocularse la vacuna los ciudadanos de 50 a 59 años

3 min

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha defendido este martes que incrementar el intervalo entre las dosis de la vacuna del Covid-19 desarrollada por Pfizer hasta ocho semanas permitiría vacunar, con al menos una dosis, a un total de cinco millones de catalanes antes del 15 de julio.

A su vez, ha indicado que el colectivo de entre 50 y 59 años se comenzará a vacunar contra de forma generalizada a partir del próximo lunes,10 de mayo.

Aunque esta misma semana ya habrán algunas inmunizaciones en esta franja de edad, Argimon ha señalado en una rueda de prensa telemática que se iniciará "de forma generalizada" a partir el próximo lunes.

Rozar la inmunidad de grupo

El secretario de Salud Pública ha vuelto a insistir al Ministerio de Sanidad en separar el intervalo de las segundas dosis de Pfizer hasta las ocho semanas. Eso permitiría, desde su punto de vista, tener cinco millones de catalanes vacunados con una primera dosis el 15 de julio. Argimon ha explicado que estos cálculos están hechos con las dosis que se prevé que llegarán de Pfizer. De hacerse así, la segunda quincena de julio las personas de 30 o más años ya podrían tener inoculada una primera dosis, que ofrece "una protección muy elevada ".

Esto permitiría alcanzar "una cierta inmunidad de grupo", además de reducir la infección grave y la mortalidad. También "implica una recuperación emocional, social y económica", ha añadido Argimon. En su opinión, si no se cambia el criterio, a 15 de julio habrá tres millones de personas con una primera dosis y sólo 1,5 millones con la pauta completa. Se podrá llegar sólo a la cobertura de personas de 45 años o más.

No es el fin de la pandemia

Argimon ha reconocido que la situación de la pandemia es de estancamiento con 10.500 casos diarios. "Llevamos un ritmo bueno de bajada y esto es una buena noticia, pero no podemos bajar la guardia, nos quedan pocos meses para normalizar la situación, no para acabar con la pandemia", subrayó el doctor.

También se ha felicitado por el final del estado de alarma. "Estas estados de alarma deben ser situaciones excepcionales y deben estar vigentes el menor tiempo posible", ha apuntado el secretario de Salud Pública. "Esto tampoco significa que haya terminado la pandemia, utilizaremos instrumentos más confortables para la ciudadanía de autorresponsabilidad", ha señalado Argimon.

Destacadas en Vida