Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Josep Maria Argimon / EP

Argimon alerta sobre el coronavirus en Cataluña: "Hemos retrocedido tres semanas"

"Cuando tengamos la curva disparada, deberemos pensar en otras soluciones", avisa el experto de Salud Pública mientras la Generalitat prohíbe las reuniones de más de 10 personas, pero no manifestarse

5 min

El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha reclamado a la ciudadanía catalana "un esfuerzo para bajar la curva de forma sostenida", ante todo limitando los contactos sociales, después de que el Govern haya prohibido esta misma semana las reuniones de más de diez personas en toda Cataluña, salvo en casos como las manifestaciones. El doctor ha alertado sobre la delicada situación epidemiológica que se vive en esta comunidad, pues "hemos retrocedido tres semanas".

Argimon ha pedido trabajar colectivamente para "llegar en las mejores condiciones a los días 14 y 15 de septiembre, y más allá", fechas previstas para la vuelta a la escuela, ante lo cual "es necesario bajar la curva (de contagios) y todos sabemos cuál es el remedio: rebajar la interacción social".

"O la bajamos nosotros o lo que acabará pasando es que, cuando tengamos la curva absolutamente disparada, deberemos pensar en otras soluciones", ha avisado acto seguido. El experto de Salud Pública ha reconocido que los casos han aumentado "desde hace diez días", aunque sin llegar a los niveles de hace un mes.

Fomentar el teletrabajo

El doctor, que ha comparecido este jueves en rueda de prensa junto al jefe de la Unidad de Seguimiento del Covid-19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz, ha centrado su intervención en alertar sobre los peligros de la vuelta de las vacaciones, algo que previsiblemente conllevará una mayor movilidad de toda la ciudadanía.

Por ello, ha insistido en la necesidad de fomentar el teletrabajo en todas aquellas empresas cuya actividad así lo permita.

En el caso del empleo presencial, ha abogado por que las entradas y salidas sean escalonadas, extremar las medidas de higiene, ventilar bien los lugares cerrados y poner especial atención a los espacios comunes como cafeterías o vestuarios..

Según Argimon, es a través de las interacciones sociales en los ámbitos más cercanos donde se producen más brotes, y a pesar de asegurar que "no hay ánimo de limitar el derecho a la reunión", ha defendido restringir las interacciones sociales.

Vuelta al cole

Argimon, asimismo, ha descartado entrar "discusiones estériles" con el Gobierno sobre el uso de mascarillas en las escuelas a partir de los seis años, puesto que, según ha dicho, el plan de la Generalitat ya prevé que se lleven a partir de esa edad si la situación epidemiológica no es buena, como ocurre en Cataluña.

El Ministerio de Educación ha decretado que el uso de mascarillas sea obligatorio con carácter general a partir de los seis años, mientras que el Govern determinó anteriormente que sean obligatorias para los alumnos de más de 12 años en Cataluña, y para los mayores de 6 años solo en aquellos territorios donde sea más elevado el riesgo de contagio.

Argimon ha evitado "buscar elementos de polémica" porque "lamentablemente", dada la mala situación epidemiológica, los alumnos catalanes deberán llevar la mascarilla a partir de los seis años.

"Entornos a priori seguros"

El secretario de Salud Pública ha insistido en la idea de que, al contrario de lo que ocurrió al inicio de la pandemia, las escuelas serían las últimas en cerrar en caso de confinamiento general y que esa decisión la tomarían las autoridades sanitarias en colaboración con las educativas.

Tanto Argimon como Mendioroz, han afirmado que "el problema no está en la escuela, está fuera", y han subrayado que los entornos escolares son "a priori seguros". En opinión de este último, los contagios entre alumnos son "relativamente raros", a tenor de lo que se sabe hasta la fecha. Y a su modo de ver, si se producen será más bien por lo que suceda en el día a día de los alumnos fuera de clase.

Destacadas en Vida