Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El nuevo aparcamiento de P+R de la estación de Viladecans / AJUNTAMENT DE VILADECANS

El AMB deja aparcar gratis en las estaciones, pero solo si tienes esta aplicación

Los usuarios se muestran indignados ante una medida que consideran “innecesaria” por las molestias que aseguran que causará

5 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) continua la expansión del sistema Park&Ride (P+R). El área de Movilidad, liderada por el exalcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, ha incorporado el aparcamiento de la estación de Rodalies de Viladecans al modelo de estacionamiento gratuito, pero validando la matrícula en la app. Ésta se suma a la de Castelldefels, Cervelló-Can Guitart y Granja García, el Consejo Comarcal del Baix Llobregat, Cornellà-Estació, El Papiol, Sant Joan Despí y, solo para inscritos, la zona Llobregat Centre.

La iniciativa P+R limita el estacionamiento a las personas que accedan con su vehículo privado para coger el tren entre las cinco de la mañana y las once de la noche. Algunos de los usuarios pensaron en un principio que se trataba de zona azul y de pago, aunque finalmente observaron que solo debían descargarse la aplicación del AMB. No obstante, los ciudadanos de algunos municipios metropolitanos consideran “innecesaria” esta medida, que se ha tornado impopular al considerar que “causará molestias” en cuanto se empiece a sancionar.

Miedo a la sanción

Los usuarios han reaccionado con cierta reticencia ante el P+R de la estación de Viladecans. La diferencia entre la implantación del modelo en este municipio y el aparcamiento de las mismas características de Castelldefels es la cercanía con el centro urbano. El estacionamiento viladecansense cuenta con alrededor de 300 plazas y algunos, como Andrea, en las pocas ocasiones que ha estado completo, han dejado el coche en el párking subterráneo del centro comercial al otro lado de la calle Tecnología, también gratuito.

Imagen de archivo de un tren de Rodalies / EP
Imagen de archivo de un tren de Rodalies / EP

“Más de una vez se me olvidará activar la aplicación y me pondrán una multa”, asegura Sílvia, una de las residentes en el municipio que por la lejanía de la estación de Rodalies con el núcleo urbano baja los días laborables en coche. “No entiendo que pongan esto, teniendo en cuenta lo mal que funcionan ahora los autobuses”, remarca, en referencia a las incidencias de las últimas semanas en líneas como el VB1 y el VB2, que conectan el núcleo de la población con la parada de trenes de la R2.

Castelldefels y Gavà

El caso de Castelldefels consta de otras variables. También se encuentra junto a la parada de Cercanías, aunque cuenta con menos plazas de aparcamiento: unas 80. Los alrededores cuentan con otros modelos mixtos de estacionamiento y, el hecho de que la estación se encuentre enclavada en el centro urbano de la población, impacta menos en los usuarios que cogen el tren para desplazarse a Barcelona o a otros puntos del área metropolitana. Se puede realizar el trayecto a pie en menos tiempo.

El aparcamiento de la estación de Gavà, que todavía no ha sido reformado como P+R, es todavía más opuesto al resto. Es el más pequeño de todos. El ayuntamiento se ha comprometido a habilitar un nuevo espacio con capacidad de hasta 149 vehículos, pero más alejado de la parada de Rodalies. Por el momento, las afectaciones en este caso serían menores, dado que ya es complicado dejar el coche para coger el tren en la localidad.

El miedo a las sanciones y la necesidad o no de aplicar este modelo en zonas alejadas son algunas de las causas que más han indignado a algunos usuarios del Baix Llobregat sur. El modelo de Poveda se anunció hace años y quiere primar el transporte público frente al privado.