Menú Buscar
El director de la Feria, Carlos Urroz, ha inaugurado la Sala VIP de El Corte Inglés.

ARCO afronta su 35 aniversario con más optimismo que en anteriores ediciones

En la presente edición ha habido un 38% más de peticiones para formar parte de esta gran exhibición de arte

2 min

El optimismo ha vuelto a ARCO, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo que se celebra en Madrid, tras un periodo de crisis que ha golpeado especialmente al mundo del arte y la cultura.

Este miércoles se ha dado el pistoletazo de salida de esta cita anual que espera recibir a más de 100.000 visitantes y ahondar en el proceso de recuperación que se empezó a notar en la edición pasada. El director de la feria, Carlos Urroz, se ha mostrado optimista a este respecto cuando ha explicado ante los medios allí presentes que este año "era el momento para acercarnos a galerías de todo el mundo".

Mayor exigencia

Urroz, que ha inagurado la nueva sala VIP patrocinada por El Corte Inglés, ha informado de que en la presente edición ha habido un 38% más de peticiones para formar parte de ARCO: "Se han presentado más galerías y, por lo tanto, la selección ha sido más dura. Ha subido la nota media, tenemos casi un 40% más de solicitudes".

Esto, a su juicio, se debe al "boca a boca", a la "recuperación del mercado" y a la experiencia positiva que los galeristas tuvieron el año pasado. "Cuando el contenido es bueno y los artistas son buenos, lo normal es que funcione", ha zanjado.

Desde Giorgio Griffa a Tino Sehgal

El director de ARCO también ha explicado que, en esta edición, predomina la pintura: "Hemos recuperado la pintura de gran formato que indica una recuperación en el mercado. También exhibimos la evolución la escultura y sus fases de evolución. Hay también partes muy bonitas de dibujos".

Algunas de las obras más destacadas que se pueden visitar son las del pintor abstracto Giorgio Griffa --con su colección de galerías 1999-2000-- y la performance del beso del artista alemán Tino Sehgal, que acoge el célebre stand de la galerista Marian Goodman.