Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Generalitat inicia el desmontaje de los peajes troncales de la C-32 norte y la C-33 / TWITTER DE JORDI PUIGNERÓ

La apertura del peaje de Mollet del Vallès incrementa en el 118% el tráfico en la C-33

El volumen de vehículos que ha pasado por la carretera desde el levantamiento de las barreras supera los 21 millones hasta marzo de 2022

3 min

El levantamiento de las barreras de peajes en Cataluña ha hecho aumentar sustancialmente el tráfico de vehículos en vías como la C-33. Concretamente en esta vía, el incremento registrado entre el 1 de septiembre de 2021 y marzo de este año ha sido del 118%.

Durante los últimos meses en el que el peaje de Mollet del Vallès (Barcelona) estuvo operativo pasaron por la C-33 un total de 9.646.296 vehículos desde septiembre de 2020 a marzo de 2021. Tras el fin de la concesión se alcanzaron los 21.034.231 automóviles que han circulado durante el mismo ejercicio del año vigente.

Enero, a la cabeza

Estos datos, fruto de una pregunta de Ciudadanos (Cs) en el Boletín Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC), detallan los meses en los que más afluencia tuvo la carretera, que coincidió con el levantamiento de barreras también en la C-32 norte, la AP-7 y la AP-2. Concretamente, enero de 2022 es el que registró un incremento interanual más elevado, con el 162% más. Seguido de febrero (158%) y noviembre de 2021 (155%).

Carriles Via T sin barreras del peaje de la AP-7 en La Roca del Vallès / ABERTIS - Archivo
Carriles Via T sin barreras del peaje de la AP-7 en La Roca del Vallès / ABERTIS - Archivo

Por el contrario, los meses con un aumento menor fueron septiembre de 2021, el primero sin peajes, con tan solo el 72% más. Seguido de octubre con el 95% mayor respecto al mismo mes del año anterior.

Mantenimiento, gestión y eliminación de peajes

Los peajes de la AP-7, la AP-2, la C-32 norte y la C-33 dejaron de funcionar la medianoche del 1 de septiembre de 2021, tras el fin de la concesión de las empresas Invicat y Acesa, ambas del grupo Abertis. El Govern, ante esta circunstancia, adjudicó a finales de agosto de ese mismo año el mantenimiento y gestión de las autopistas C-33 y C-33 de septiembre a marzo de 2022 a una unión temporal de empresas formada por Sorigué, Comsa e Innovia Coptalia por 6,99 millones de euros.

Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE
Imagen de archivo de un peaje de Cataluña / EFE

Tras zanjar el tema de mantenimiento y gestión, que después impuestos supusieron un total de 8,4 millones de euros, el Ejecutivo catalán anunció una nueva inversión de 7,5 millones. Esta iría destinada a la eliminación de las 38 playas de peajes que había en la C-32 norte y las casetas troncales de Mollet del Vallès en la C-33.