Menú Buscar
Unos turistas aprecian el cartel que anuncia el concierto de Ariana Grande en Barcelona en la calle Sardenya / CG

Macrodispositivo antiterrorista para el concierto de Ariana Grande en Barcelona

La estadounidense actúa en el Palau Sant Jordi bajo fuertes medidas de seguridad tras el atentado en el Manchester Arena

4 min

El Palau Sant Jordi ya se viste de gala para recibir a una de las estrellas del pop del momento, la estadounidense Ariana Grande. La cantante se hizo aún más famosa tras el atentado perpetrado tras su concierto del pasado 22 mayo en Manchester (Reino Unido), que acabó con la vida de 22 personas.

Se espera que su actuación en Barcelona sea emotiva y un recuerdo a las víctimas. La Ciudad Condal está blindada para un evento que se suspendió en un principio, pero que finalmente se celebrará.

Revisan la zona

Los agentes de la policía autonómica catalana llevan días patrullando y revisando el perímetro de la montaña de Montjuïc. Los servicios de seguridad aplicarán un dispositivo similar al que se fija desde los atentados en París en noviembre de 2015 y que mantiene la alerta antiterrorista nivel 4 en España.

"Somos conscientes de lo que supone un concierto de esta índole y del tipo de personaje que se trata". De esta forma explican fuentes de los Mossos a Crónica Global el despliegue organizado. Se espera que esta noche se den cita miles de personas en el pabellón barcelonés. “Cuando actúa una superestrella siempre hay que extremar precauciones, ellos no van a por el cantante, sino a hacer daño a la multitud”, señalan las mismas fuentes.

Ariana Grande

Imagen de los accesos al Palau Sant Jordi para el concierto de Ariana Grande / CG

Varios equipos de seguridad

Ante la actuación de Ariana Grande​ no hay miedo. Sí "precaución por los últimos antecedentes". No quieren "bajar la guardia". La organización del evento y la promotora ya han dejado claras las normas de acceso al recinto. Se han prohibido las mochilas. “La gente que entre por su propio pie estará controlada, habrá intensos registros”, indican los Mossos d’Esquadra. A las medidas de precaución antiterrorista se sumará también la aplicación de la ley de recintos deportivos que impide la entrada de bengalas. Esta vez, como excepción, también se restringirá el acceso de comida y bebida. A partir de las 16.30 ya se podrá entrar al recinto de la montaña mágica. A las 21.00 empezará el espectáculo.

En total, los Mossos d'Esquadra destinarán varios equipos de desactivación de artefactos explosivos (Tedax), unidades de subsuelo, brigadas móviles y helicópteros.

Ayuda de otros cuerpos

La Policía Nacional (CNP) y la Guardia Civil también colaborarán en el dispositivo programado. El evento ha reunido a todas las fuerzas de seguridad con dotaciones en Cataluña. Un agente de la Policía Nacional explica a este medio que "no estaremos presentes en lo que a agentes se refiere, pero sí trabajando en el servicio de información antiterrerorista".

"Cada uno lo hará con su especialidad pero el control de la ciudad es de los Mossos y de la Guardia Urbana, cualquier precaución es poca", sentencia. Todo ello para velar por la seguridad de los fans que quieren disfrutar de una memorable actuación en Barcelona.