Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El activista Pol Serena / EFE

Un año de cárcel para Pol Serena por agresión a los Mossos en una huelga independentista

El integrante de las juventudes de ERC admitió durante el juicio habr lanzado una botella de plástico vacía contra los agentes

3 min

La Audiencia de Barcelona ha condenado al activista Pol Serena a un año de prisión y a abonar 200 euros de multa por un delito de lesiones leves a dos agentes de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra, durante la huelga independentista del 21 de febrero de 2019.

Serena, miembro de las juventudes de Esquerra Republicana, ha quedado absuelto de desórdenes públicos, delito por el cual también lo juzgaban. Esto implica que no ha quedado probado que hubiera ocupado las vías de tren en plaza Cataluña, tal como sostenía la fiscalía, que pedía para él ocho años de cárcel.

"Botella vacía"

Durante el juicio, el pasado 19 de julio el joven admitió haber lanzado dos veces una botella de plástico vacía hacia la línea policial. Dijo que lo había hecho porque quería que la policía se alejara para poder marcharse, y que en ningún caso pretendía hacer daño a los agentes, puesto que el objeto, al no tener contenido, no se podía dirigir con fuerza contra nadie.

En un comunicado, el grupo de apoyo a Serena ha indicado que el juicio había sido instigado por "un más que evidente montaje policial", hecho "sin pruebas, sin vergüenza y sin sentido común". Pese a la sentencia, el comunicado advierte de que "los que quieren silenciar el independentismo a golpes de porra y de mazo" no contaron que "delante de tal barbaridad" encontrarían "un muro de dignidad, solidaridad y resistencia".

Mossos heridos

En su escrito de acusación, el ministerio publico indicó que durante la protesta se hicieron lanzamientos de "todo tipo de objetos", y concretaba que Serena lanzó dos latas de cerveza y una botella de agua, que impactaron contra tres agentes. La primera en el brazo derecho de uno, la segunda en la cabeza protegida de otro, mientras que la botella fue esquivada por el tercer policía.

A causa de los lanzamientos, según la acusación, dos de los agentes fueron heridos, y ambos tardaron tres días en recuperarse aunque pudieron trabajar con normalidad. Uno de ellos sufrió lesiones en el muslo izquierdo y el otro contusiones en el antebrazo derecho. Serena fue detenido cuatro meses después de los hechos en su casa por dos patrullas de los Mossos.