Menú Buscar
La médico Anna Abugattas, en pleno ejercicio de 'pole dance' / Manel García

La doctora que enseña 'pole dance'

Anna Abugattas, médico de familia, aprendió barra americana con Chiqui Martí y ahora piensa en competir

3 min

Anna Abugattas (de 34 años) es médico de familia en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). "Y es una especialidad, que a muchos se les olvida", subraya. Además de visitar a pacientes en el municipio, la facultativa cultiva otra faceta inesperada de su vida. Aprende y enseña pole dance, inspirada por una de las grandes: Chiqui Martí. 

"Empecé con ella de alumna hace cinco años. Ahora me ha surgido la oportunidad de ser profesora en Terrassa, pues la titular se ha quedado embarazada. Y claro, una aprende el estilo de Chiqui, que es uno más en este deporte, y lo transmite", explica. 

La galena hace hinchapié en la faceta deportiva de su afición. "Es un deporte como cualquier otro, fortalece los músculos y tiene muchos beneficios. Y lo que es más, hay un movimiento que lo reclama como olímpico", aclara. 

"Me planteo competir"

A Anna siempre le gustó bailar. "Ya desde la carrera practicaba, estaba apuntada a escuelas de baile. Después, con las prácticas y el trabajo fue mucho más difícil. Hoy te toca lunes, hoy martes... y así", lamenta. 

medico doctora anna abugattas pole dance

Con todo, consiguió hacer huecos en su horario --"si quieres, puedes", puntualiza-- y apuntarse a la escuela de Martí. 

"Tenemos muy buena sintonía. Ella es una profesional como la copa de un pino y tiene un estilo muy especial. Tras cinco años, me planteo competir en un periodo de uno a dos años", asevera. 

"Tengo de enfermeras a transportistas"

Si llegara a ello, Anna se enfrentaría a las mejores en los torneos de la Federación Internacional de Fitness Pole Dance. La organización supervisa la calidad de la disciplina, y de su seno ha nacido la petición para llevar el deporte a los Juegos Olímpicos

medico doctora pole dance barra americana

Antes, la médico de familia tendrá la oportunidad de transmitir sus conocimientos. "La mayoría son chicas jóvenes. Pero hay de todo: enfermeras, transportistas... Se está poniendo de moda como el crossfit", admite. 

La fiebre por el pole dance o la barra americana también se ha llevado por delante prejuicios pasados. "Antes quizá sólo se bailaba en clubes para caballeros. Ahora se considera un deporte con un montón de beneficios. Ya no tiene ese halo de sordidez", concluye.