Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de Angola José Eduardo dos Santos / Chen Cheng - Zuma Press - EP

La justicia impide entregar el cadáver del expresidente de Angola a parte de su familia

Un tribunal de Barcelona afirma que primero se debe completar la autopsia a Dos Santos para saber si murió por causas naturales o por un homicidio

4 min

Nuevo capítulo en el serial sobre la muerte del expresidente de Angola, José Eduardo dos Santos, en Barcelona. El Juzgado de Instrucción 11 de la ciudad ha dictado una resolución en la que impide poner a disposición de la familia del finado su cadáver para proceder al entierro.

Comparte de este modo la opinión de Fiscalía de que aún no pueden entregar los restos mortales del polémico exmandatario africano hasta que no se complete la autopsia pertinente. El “informe provisional” apunta a que la muerte fue por causas naturales, pero los tribunales aplican un criterio de prudencia ya que existe una “denuncia previa por posibles amenazas sobre esta persona” por lo que se ha acordado practicar “pruebas complementarias a las que de oficio se hacen para completar una autopsia” que aún no se han practicado “y que pueden dar lugar a otras posteriores”.

Denuncia de una de sus hijas

Es la única forma de demostrar si José Eduardo dos Santos fue asesinado, tal y como asegura una de sus hijas, Tchizé, en su residencia de Barcelona o traspasó por causas naturales. El magistrado considera que “prima la investigación sobre el derecho a la entrega del cadáver a la familia directa”.

De este modo, el Institut de Medicina Legal de la capital catalana mantendrá la custodia del cadáver del segundo jefe de estado en el cargo con más tiempo en el poder de África, exiliado desde octubre de 2017 en un chalé en el barrio de Pedralbes. En la misma resolución se deja claro que “no será antes de la obtención delos resultados de las pruebas acordadas” cuando se procederá a entregar los restos mortales de Dos Santos a la familia.

Regreso a Angola

Se teme que una incineración del cadáver acabe con las posibles pruebas sobre qué sucedió con el mandatario africano. Cabe recordar que tras más de dos años viviendo en Barcelona, en septiembre de 2021 regresó a su país natal y su salud empeoró de forma considerable.

Los denunciantes de que se trata de un homicidio aseguran que este proceso fue “inexplicable” y que en poco tiempo pasó de ser una persona autónoma a un “anciano totalmente incapacitado e imposibilitado para valerse por sí mismo, requiriendo de silla de ruedas para desplazarse y precisando ayuda de forma permanente”.

Lucha con su segunda exmujer

Regresó a la capital catalana en marzo del ejercicio en curso e ingresó en la Clínica Teknon, donde su salud mejoró. La familia sostiene que su decaída final coincidió con la llegada a la ciudad de su segunda exmujer, Ana Paula (también vinculada al actual gobierno angoleño), estuvo vinculada con el final del mandatario. Señalan que, entre otras decisiones, apartaron al equipo médico español que le atendía de sus cuidados e impidieron las visitas de sus allegados.

Angola llora la pérdida del exdictador Do Santos / AMPE ROGERIO - EPA
Angola llora la pérdida del exdictador Do Santos / AMPE ROGERIO - EPA

Los abogados de las denunciantes mantienen que tras este fallecimiento hay una batalla por la herencia de Dos Santos, cuya fortuna procede de uno de los gobiernos más corruptos del continente africano que propició que se forzara su dimisión. Esta cuestión es la que se dirime en los tribunales de Barcelona.