Menú Buscar
Andy Trias, con su libro 'Ignorant la SD' / EFE

Andy Trias: "Las personas con Síndrome de Down no estamos enfermas"

El presidente de la Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta reivindica las escuelas ordinarias para luchar contra la discriminación

11.06.2019 00:00 h.
5 min

Andy Trias (Barcelona, 1972) es presidente de la Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta de la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD). El año pasado publicó sus memorias, que bajo el título Ignorando el SD, buscan ser un antídoto contra la discriminación que sufren los que nacieron con una copia extra del cromosoma 21. Su vida constituye un ejemplo para otros. Acudió a una escuela ordinaria, luego se independizó y contrajo matrimonio con su pareja. Tras pasar por las oficinas del FC Barcelona, ahora trabaja en la Fundación Obra Social La Caixa. Dado que esta condición genética no tiene grados, si él puede, los demás también. “Las personas con Síndrome de Down no estamos enfermas”, cuenta a Crónica Global.

A pesar de los avances, queda mucho camino por recorrer. “Todavía existe discriminación hacia nosotros”, sostiene Andy. Pone como ejemplo una publicación en una revista en la que aparece una joven con Síndrome de Down, en la que hacen referencia a “que por el simple hecho de tenerlo, tuviésemos que sufrir”, reprocha. “Los medios de comunicación siempre dicen que las personas con SD estamos enfermas”, critica. Un caso flagrante, es el de unos amigos suyos a los que anularon una reserva en Semana Santa en un hotel de Vinaroz “por tenerlo”. “Esto demuestra que la discriminación aún existe, y eso hay que cambiarlo, porque sino no hay manera de avanzar”, reivindica.

Andy Trias presentando su libro "Ignorando el Síndrome de Down" / DOMN MENORCA
Andy Trias presentando su libro "Ignorando el Síndrome de Down" / DOWN MENORCA

Etiquetas y discriminación

¿Tú has vivido ese rechazo? “Sí, porque en mi época, cuando era más joven, cuando se hablaba de la persona con Síndrome de Down, siempre se decía ‘aquel mongólico, aquel subnormal’; nos ponían una etiquetas que no corresponden a lo que realmente somos”, apunta.

Para combatir los estigmas y el desconocimiento Andy recomienda leer sus memorias. “Es la mejor receta que necesita la sociedad para cambiar un poco”, señala. Una obra que editó la misma fundación en 2018, que recopila sus artículos y reflexiones, ya que confiesa: “llevo 18 años escribiendo", y que se ha publicado en catalán, castellano e inglés.

El libro de Andy Trias, 'Ignorant la SD' / FUNDACIÓ CATALANA SÍNDROME DE DOWN
El libro de Andy Trias, 'Ignorant la SD' / FUNDACIÓ CATALANA SÍNDROME DE DOWN

Escuela inclusiva

Trias explica que estudió en el colegio Sadako (Barcelona). “Una escuela ordinaria, inclusiva y, a la vez integradora”, subraya, aunque antes pasó por las aulas de un colegio de educación especial, “con personas como yo”. Pero se manifiesta a favor de la primera. “Luego nos llenamos la boca hablando de integración social y laboral de las personas con discapacidad, pero si hablamos de integración sería un poco raro una escuela que no apostara por lo mismo. Por eso estoy a favor”, apunta.

“Discriminación hay de varios tipos. Una es la social, en el mundo del ocio, cuando a la gente no la dejan entrar en los pubs, ni en los hoteles; y luego está la laboral que tan solo ven que la persona en sí tiene discapacidad o SD y tampoco les dejan entrar a trabajar”. La fundación, explica Trias, cuenta con un programa, a través de Colabora, “para que personas con discapacidad puedan tener trabajos dignos”. Eso sí, “tienen que ser empresas que apuesten por esa integración. Sino en vez de avanzar, vamos hacia atrás”, sostiene. Un servicio de inserción laboral, que apuesta por la inclusión en la empresa ordinaria.

Andy Trias firmando libros en la 'Casa del Llibre' / FUNDACIÓ CATALANA SÍNDROME DE DOWN
Andy Trias firmando libros en la 'Casa del Llibre' / FUNDACIÓ CATALANA SÍNDROME DE DOWN

Montserrat Trueta

Andy recuerda el trabajo de su madre, Montserrat Trueta, por la integración de las personas con Síndrome de Down. Fundadora, en 1984,  de la entidad sin ánimo de lucro pionera en España. "Era una gran defensora y reivindicaba nuestro derechos", recuerda su hijo pequeño. Un trabajo, el de luchar por la inclusión, que le valió la Creu de Sant Jordi en 1992.

Desde la FCSD continúan su legado, y por ello reclaman el cumplimiento la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, para conseguir la plena integración de este colectivo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información