Menú Buscar
El empresario Marian Puig (debajo) intenta sacar un 'selfie' a su familia. Una de las pocas imágenes familiares donde aparece Cucha Cabané (c) y sus hijas Júlia (arriba a la derecha) y Andrea (debajo) / EE

La alta sociedad catalana apunta en su agenda: ‘La boda del año’

Andrea Puig, hija menor de Marian Puig y Cucha Cabañé, se casará el próximo 16 de diciembre en una finca cercana a la ciudad de Barcelona

3 min

En medio del vendaval político, económico y social que vive estos días Cataluña, la alta sociedad barcelonesa ha apuntado en su agenda una fecha que se mira con cierto optimismo. La boda del año. Un enlace que tendrá lugar el próximo 16 de diciembre en una finca de Barcelona que protagonizará la hija menor del matrimonio formado por Marian Puig y Cucha Cabané, Andrea Puig, una de la herederas del impero del perfume familiar

La productora audiovisual ha empezado su carrera en Venice (California), donde estudió, pero volverá a Barcelona para dar el sí quiero a su pareja desde hace varios años.

Enlace de alto copete pero discreto

La pequeña de la familia de perfumeros prepara un enlace que según los allegados a la familia, será tan de alto copete como discreto. Sus padres no son dados a fiestas que copen titulares ni llenen páginas de papel cuché, pero eso no implicará que la finca cercana a Barcelona donde se celebrará el enlace se vista de gala para la ocasión.

La lista de invitados es larga y representativa de los herederos de la burguesía catalana y la clase económica de la capital catalana, con pocos nombres propios políticos por el momento actual. No se limita a los familiares directos y a los amigos más íntimos de los Puig-Cabané como ocurrió en la boda de la hermana mayor de Andrea, Julia Puig, con Felipe Morenés Botín, hijo de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en septiembre de 2016.

Presentación del pequeño de la casa

En esa ocasión y ante la expectación del enlace de dos de las familias más representativas de la economía española, la discreción habitual de los progenitores fue a mayores. Especialmente la de los banqueros, que limitaron la lista de asistentes para asegurar que, efectivamente, la boda fuera un evento familiar en Cantabria por expreso deseo de los novios.

Por lo que para los conocidos de la familia Puig, el enlace de Andrea será también el evento en que conocerán en persona a Felipe Morenés. La expectación es máxima, ya que en la cita también se presentará al último miembro en incorporase a la familia, el pequeño Morenés Puig.