Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
joyeria andorrana l'art d'or

Andorra absuelve a una pareja de Reus después de 19 meses de prisión preventiva

La justicia del país acusó sin pruebas al matrimonio serbio afincado en Cataluña de encubrir el robo a una joyería

3 min

Un auténtico vía crucis ha vivido un matrimonio serbio afincado en Reus y que ha sido encarcelado durante 19 meses en la prisión del Principado. Acusados de haber participado como encubridores en el atraco a una joyería, la justicia ha decidido que la instrucción de la juez Canòlich Mingorance no tenía pruebas de la participación de M.P. e I.O., de 45 y 37 años, respectivamente, en el delito del que se les acusó y que comportó su ingreso en prisión preventiva.

Los hechos se remontan al 8 de noviembre de 2014, cuando se produjo el atraco a la joyería L’Art D’or, de la avenida Meritxell, según publica el medio digital andorrano L’Altaveu. La pareja de Reus se había desplazado a Andorra para cerrar la venta de un automóvil de su propiedad por el que finalmente no acabaron cobrando nada. En su segundo desplazamiento, tuvieron conocimiento de que el vehículo estaba en manos de la policía y relacionado con los autores del robo.

Sin relación probada y daños a los afectados

La defensa del matrimonio ha conseguido probar que entre unos y otros no existía relación alguna y el lunes de la semana pasada pudieron abandonar la prisión a la que habían sido sometidos y retornar a España. Contra ellos no pesa ningún cargo y podrán regresar al país. Es de suponer que la pareja demandará al Estado andorrano por la aplicación de esa reclusión durante tan largo periodo, más aún cuando los dos inocentes se han visto obligados a cambiar su vida y perder sus empleos. Los hijos del matrimonio han acabado viviendo en el domicilio estadounidense de un familiar.

Esta no es la primera ocasión en la que la prisión de tipo preventivo es usada largo tiempo en Andorra. En el caso de BPA, el que fuera consejero delegado de la entidad, Joan Pau Miquel, permanece bajo reclusión desde el 16 de marzo de 2015 por mandato de la misma juez Mingorance. El país pirenaico, afectado por una grave crisis económica y política, ha sido considerado por organismos internacionales de defensa de los derechos humanos como uno de los peores del mundo en el uso del encarcelamiento provisional.