Menú Buscar
El exterior de la residencia Les Corts de Barcelona, sin agua caliente ni calefacción durante dos semanas de enero / CG

Los ancianos de una residencia de Barcelona pasan dos semanas sin agua caliente ni calefacción

La caldera del centro continúa sin funcionar y las habitaciones de los 85 internos todavía están sin climatización

06.02.2017 00:00 h.
4 min

Sin calefacción ni agua caliente. Así han estado 85 internos de una residencia de ancianos de Barcelona este enero. El día 5 de enero se estropeó la caldera del centro Les Corts, situado en el número 33 de la calle Montnegre. Durante 15 días, no funcionó el agua caliente, mientras que la calefacción continúa rota a día de hoy.

Tanto familiares de los residentes como la Asociación Catalana de Afectados por las Residencias (ACAR) se quejan de la situación por la que ha pasado la residencia durante los días de más frío. Para lavar a los internos, tal y como explica la directora del centro, Griselda, tenían que calentar agua en un microondas.

Para mantener las estancias a una temperatura agradable, encendieron las bombas de calor de los pasillos y las zonas comunes y dejaron las puertas de las habitaciones abiertas. Además, el centro, que es público pero está gestionado por la fundación privada Terra Vella, compró calefactores para los internos encamados y los que lo solicitaron.

Notificación a la Generalitat

La caldera dejó de funcionar a las ocho de la tarde del 5 de enero. La familiar de un residente, que prefiere mantenerse en el anonimato, explica que una semana después, el día 12, no tenían más información por parte de la dirección. “Como estábamos nerviosos nos pusimos en contacto con la Generalitat y les notificamos el problema”, explica.

La dirección del centro asegura que el mismo día en el que surgió el problema llamaron a la empresa externa de mantenimiento y que los operadores avisaron de que no bastaba con reparar la caldera (en este caso, el gasto es a cargo de la empresa gestora de la residencia), sino que se tenía que sustituir, por lo que era la Generalitat la que se tenía que ocupar del cambio.

En 2014, el Govern inspeccionó la residencia por supuestamente no atender bien a los ancianos. Fueron los mismos familiares los que denunciaron que los internos recibían un mal trato. Antes de esto, ya había recibido otras dos denuncias, una de las cuales terminó con una sanción de 3.000 euros. 

Infecciones respiratorias

A día de hoy, el agua caliente vuelve a funcionar, pero la calefacción, no. “Algunos internos han enfermado, hay varios con infecciones respiratorias”, afirma Hernández. El familiar de la fuente consultada es uno de ellos. “Como no hay calefacción, no se airean tanto las estancias y la bomba de calor remueve mucho el aire”, indica.

Griselda asegura que las infecciones diagnosticadas no son más que las de otros años en estas fechas y que la causa es otra: “Se concentran todos en una planta, por lo que pensamos que es alguien que vino de visita e infectó a alguno de los residentes”. La dirección espera que el miércoles de esta semana vuelva a funcionar con normalidad la calefacción, más de un mes después.