Menú Buscar
Luis García, 'Luigi', en una imagen de archivo

Las amistades peligrosas del cerebro del Caso Pretoria

Luis García, 'Luigi', mantuvo estrechas relaciones con algunos presos comunes “extremadamente peligrosos” durante y después de pasar por la cárcel

4 min

El exdiputado del PSC y comisionista inmobiliario Luis García, Luigi, permaneció en prisión entre el 7 de diciembre del 2009 y el 13 de abril de 2010 tras ser detenido por su vinculación con el Caso Pretoria.

García, para quien el fiscal pide ahora ocho años de cárcel y 22 millones de euros de multa por blanqueo y tráfico de influencias, entró en la cárcel con los temores lógicos de quien no conoce el ambiente taleguero y no sabe, a ciencia cierta, qué es lo que le esperaba ahí adentro.

Amigos en la cárcel

Luigi fue destinado a la biblioteca de la prisión de Brians 2​, espacio que alternaba con el patio de la galería donde, poco a poco, se fue relacionando con otros presos. Uno de ellos se llamaba Eladio, un verdadero Kie, es decir una de esos tipos famosos por su prolífico historial criminal y con poder y mucho ascendente respecto al resto de reclusos.

Eladio estaba pagando, entonces, una condena de ocho años por atracos a bancos. Una tarde se acercó a Luigi. Le pidió dinero y el comisionista se lo dio de inmediato. “Era un muchacho con muchos problemas con las drogas. Yo le ayudé mientras pude pero nunca llegué a tener una especial amistad con él”, ha explicado Luis García a este medio.

Guardaespaldas del político

Eladio no corrobora esa versión. Dice que durante los meses en que compartieron cárcel, fue su protector, una especie de guardaespaldas para el indefenso y timorato Luigi. Eladio añade que sin su protección lo hubiera pasado muy mal. García dice que jamás sintió miedo en la cárcel y que se lo pasó en grande jugando a fútbol sala cada tarde.

Sea como fuere, Luís García salió de prisión el 13 de abril del 2010 y no fue hasta meses después que Eladio, que también había quedado libre, llamó a su puerta. “Sí, me vi con él en la calle. De hecho, comimos juntos en un restaurante que ni recuerdo. Para ser mas exactos, comimos Eladio, yo y otro preso llamado Isidro, con el que había establecido una cierta amistad puesto que coincidimos en la biblioteca de la cárcel” —reconoce García—. "Hablamos de cosas banales y nunca más volví a saber nada de ellos".

Luigi desmiente

Eladio, que se encuentra de nuevo ingresado en la cárcel tras ser detenido por asestar 16 puñaladas a un hombre en Lleida, aporta otra versión. Según ha detallado a diversos compañeros de galería, cuando salió de la cárcel estuvo trabajando para Luís García. Dice que movía dinero del exdiputado de aquí para allá.

Según su versión, se trataba de grandes sumas de dinero en metálico cuyo destinatario era una familiar del exdiputado, que regentaba un bar en Barcelona. Según este recluso, Luigi lo puso como testaferro en dos contratos de compra y venta de sendos locales en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

“¡Qué locura!”, ha exclamado Luis García cuando, a preguntas de Crónica Global, ha sido interpelado al respecto: “Jamás he movido dinero con nadie ni he puesto de testaferro a nadie. No sé que pretende Eladio con esas afirmaciones”.

 

 

 

Destacadas en Vida