Menú Buscar
Un convoy del Metro de Barcelona entrando en una estación / CG

Detectan amianto en el Metro de Barcelona

Los sindicatos denuncian que TMB es cicatero con las inspecciones; la empresa no retirará los vagones con material cancerígeno

17.10.2018 07:56 h.
3 min

Detectan amianto en el Metro de Barcelona. Los sindicatos han denunciado que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) es cicatero con las inspecciones a vagones antiguos del suburbano, después de que la empresa supramunicipal de movilidad haya encontrado el material fibroso en convoyes de las líneas 1 y 3.

Según ha precisado el grupo que preside la concejal de Movilidad de Barcelona, Mercedes Vidal, el recubrimiento de los vagones con asbesto se ha hallado en tres vagones de la serie 3000 y 4000 que cubren trayectos de las líneas roja y verde. TMB ha agregado que el recubrimiento "no supone riesgo alguno" para los pasajeros o los trabajadores --cabe recordar que el amianto es un material cancerígeno-- ya que se encuentra en una zona que no tiene contacto con las personas.

No retirará los vagones pese a la prohibición

Pese al hallazgo de amianto en los vagones, que se fabricaron en los años 90 por CAF, la empresa supramunicipal no retirará las máquinas afectadas de la circulación. Según anunció ayer, se limitará a marcar los vagones con un etiquetaje especial, según Betevé. "Los convoyes no se retirarán de la circulación salvo por el tiempo necesario para su correcto marcaje", indicó el grupo de movilidad. En paralelo, anunció un incremento de las inspecciones en las series 3000 y 4000, en las que se ha encontrado el material, cuyo uso está prohibido en la Unión Europea desde 2005.

Imagen de un vagón de la serie 4000, una de las afectadas por la presencia de amianto / ESACADEMIC

Imagen de un vagón de la serie 4000, una de las afectadas por la presencia de amianto / ESACADEMIC

Discrepan los sindicatos sobre las acciones tomadas por TMB y la batería de medidas anunciadas por la empresa tras encontrar amianto. Recuerdan que habían pedido inspecciones en varias ocasiones después de que en el Metro de Madrid se encontraran elementos fabricados con este material.

El precedente de Madrid

En efecto, el encuentro de amianto en el Metro de Barcelona tiene un precedente temporal directo: el descubrimiento de que el mismo material fue usado para construir cabinas en algunas series de los convoyes del Metro de Madrid. El uso del mineral fibroso en el suburbano capitalino en los modelos 2000 y 5000 ha provocado ya al menos dos muertos. Ambos eran trabajadores de la red que estuvieron en contacto con el asbesto durante su vida laboral.

Ante este hecho, la empresa gestora del ferrocarril metropolitano aprobó en abril un plan de desamiantado. La hoja de ruta, dotada de 140 millones de euros, prevé la retirada de todo el asbesto en la red en 2019. Metro de Madrid ha anunciado que retirará el material de convoyes y al menos 53 estaciones. Cuatro sindicatos, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y el Sindicato Técnico, forman parte de la mesa de fiscalización del plan.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información