Menú Buscar
Un agente de policía sin protección frente al coronavirus / MOSSOS

Amenazas y coacciones a policías por usar protección frente al coronavirus

Mandos advierten a agentes de posibles amonestaciones si éstos utilizan las mascarillas que traen de sus casas

4 min

No solo no cuentan con la protección necesaria para prestar servicio durante la emergencia sanitaria por el coronavirus, sino que sufren amenazas y coacciones si traen su propio material de casa. Esta es la situación que sufren algunos agentes de policía durante el estado de alarma por el Covid-19.

Así lo ha denunciado este jueves CSIF, sindicato mayoritario de la Guardia Urbana de Barcelona, ante Inspección de Trabajo. Una denuncia en la que señalan que “en determinadas unidades y comisarías de distrito están coaccionando a los agentes, bajo la amenaza de abrirles expedientes disciplinarios, si usan mascarillas durante el servicio, como medida preventiva, prohibiéndoles de facto el uso de las misma, aunque sean propiedad de los agentes”.

Castigo a un agente

Una situación que no se limita a la policía municipal. Tal y como ha denunciado el sindicato Jupol, un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) fue apartado de su servicio, y obligado a quedarse en base, tras negarse a desprenderse de la mascarilla, que él mismo había traído para no correr riesgos ante la pandemia del Covid-19.

Hasta el momento, la Policía Nacional contabiliza entre su plantilla 60 positivos por esta enfermedad y la Guardia Civil otros 34 casos. Ambos cuerpos han registrado una baja en sus filas por coronavirus. En el caso de la Policía, era un agente con patologías previas, mientras que el de la Benemérita no sufría ninguna dolencia.

Una agente de la Guardia Urbana de Badalona / URBANA
Una agente de la Guardia Urbana de Badalona / URBANA

Policías en riesgo

En el caso de la Urbana, el teniente de Seguridad, Albert Batlle, ha detallado este jueves que cuentan con dos posibles infectados en el cuerpo, pendientes de confirmar, y otros 161 agentes confinados con síntomas. El problema, señalan desde el sindicato AIL-POL, es que la Administración se niega a realizar las pruebas a los policías, a los que no se contempla como personal de riesgo, pese a la emergencia sanitaria.

Su portavoz, Vicenç Flores, explica a Crónica Global que esta situación puede provocar un número masivo de bajas en el cuerpo, y convertir a los agentes en un vector de transmisión del coronavirus: “En algunos municipios están repartiendo colonias de Nenuco como protección".

Sin pruebas ante síntomas

Un agente de la Guardia Urbana de Lleida se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensvios (UCI) de un centro hospitalario por el Covid-19, así como otro policía de Pallejà. En Santa Coloma, dos efectivos se encuentran confinados con síntomas, pero no pueden confirmar que sufran la enfermedad porque no les han realizado las pruebas.

“No quieren, porque saben que muchos darían positivo”, apunta Flores. Este mismo jueves ha cerrado una unidad territorial en el barrio de Gràcia. El reclamo de los agentes es claro: protección y pruebas para detectar los contagios y evitar su propagación para que puedan seguir prestando servicio durante el estado de alarma por la pandemia.