Menú Buscar
Jeff Bezos, fundador de Amazon y actual accionista mayoritario de The Washington Post.

Amazon permitirá pagar con un 'selfie'

Un sistema de reconocimiento facial sustituirá a la contraseña alfanumérica a la hora de comprar, y nos hará guiñar un ojo o sonreír en la foto para confirmar nuestro usuario

Ana Portolés
3 min

La identificación biométrica como sistema de seguridad avanza un paso más. Si ya conocemos sistemas como el reconocimiento de huella dactilar, las pulsaciones cardíacas o el iris para, por ejemplo, desbloquear el móvil, ahora veremos llegar el reconocimiento facial 2D y 3D para proteger nuestras cuentas, sobre todo cuando los pagos entren en juego.

La última empresa en probar este sistema es Amazon, que estos días ha presentado una solicitud de patente para permitir que los usuarios de su macrotienda online accedan a su cuenta sin más contraseña que una foto o vídeo de sí mismos.

Un sistema de seguridad casi infranqueable

En realidad, el sistema requerirá de dos autofotos. La primera será comparada con la fotografía ya existente del titular de la cuenta. Y la segunda constatará que primera imagen no ha sido falseada. "Cualquiera puede tener una foto del usuario y ponerla frente a la cámara", han explicado desde el portal. Así, el sistema requerirá al usuario que quiera entrar en su cuenta que realice una acción específica, como parpadear, sonreír o inclinar la cabeza mientras se hace la foto, lo que demostrará que la fotografía pertenece a un ser humano vivo.

Además, según Amazon, este doble sistema de seguridad, para el que aún no tiene fecha de salida, posee otra ventaja: ya no tendremos que escondernos para teclear la contraseña de miradas curiosas; la nueva será imposible de reproducir.

MasterCard lo hará realidad este verano

Pero si hay una compañía pionera en aplicar la biometría a la seguridad, esa es MasterCard, que ya probó el mismo sistema anunciado por Amazon en EEUU y los Países Bajos el año pasado, y planea lanzar el pago con autofoto en 15 países este mismo verano. En este caso, el usuario se tendrá que descargar una app de MasterCard, introducir la información de su tarjeta y hacerse una foto mientras guiñan un ojo para probar que no están fotografiando una fotografía. El sistema también contará con algoritmos capaces de detectar si alguien intenta engañarle usando un vídeo del usuario.

Por otra parte, MasterCard ya utiliza sensores de huella dactilar en pagos, e incluso ha probado el reconocimiento de latidos del corazón con éxito en Canadá y los Países Bajos, si bien cree que esto último todavía tardará en llegar a nuestros pagos cotidianos. "El reconocimiento facial llegará mucho antes que el de los latidos", ha explicado Ajay Bhalla, presidente del área de seguridad de MasterCard. Para Bhalla, la contraseña por selfie "es lo que el consumidor va a ver en los próximos 12 meses".