Menú Buscar
El multimillonario Amancio Ortega y su hija Marta, con las insignias de Río 2016 y la Federación Española de Hípica

Amancio Ortega, el dueño de Zara, 'competirá' en las Olimpiadas de Rio 2016 gracias a su exyerno

Sergio Álvarez Moya, exmarido de Marta Ortega, hija del empresario, participará en los JJOO con España a lomos del caballo Carlo 273, que le compró el propietario de Inditex

2 min

Sergio Álvarez Moya podrá competir en las Olimpiadas de Rio 2016 y representar a España en la modalidad de salto hípico con el caballo Carlo 273, que le compró su antiguo suegro, Amancio Ortega, el multimillonario propietario del grupo textil Inditex, cuando estaba casado con su hija Marta Ortega. En octubre del 2014, Amancio Ortega realizó la compra del famoso caballo para su entonces yerno por el valor de 12 millones de euros. Desde ese momento, el jinete Álvarez Moya empezó a ganar con asiduidad en el circuito nacional y también en el gran circuito europeo.

Los expertos ecuestres siempre han destacado la gran maestría y profesionalidad del jinete, pero también reconocen que sin caballos de primer nivel como Carlo 273 es muy difícil competir con opciones a pódium. La separación de la pareja, que tuvo un hijo, Amancio, se llevó en el más escrupuloso secreto e implicó una negociación importante entre los abogados de la familia. Sin embargo, el caballo Carlo 273 sigue con Álvarez Moya y ahora le permite ser olímpico.

Algunas preguntas

No se sabe, y el mismo Álvarez Moya ni tan siquiera se lo confiesa a los amigos más cercanos, qué status tiene el caballo, y si lo tiene cedido o es de su propiedad. El registro de este tipo de ejemplares siempre está protegido por empresas nacionales e internacionales y es difícil confirmar la propiedad final; además de que existe el patrocinio de Massimo Dutti, una de la marcas importantes del imperio Inditex.

Lejos quedan esos días de felicidad con Marta y Sergio viajando con Amancio y su cuadra de caballos por toda Europa, con niñeras, guardaespaldas y avión privado. Ahora, Álvarez Moya solo conserva el gran caballo y puede lucir de ser jinete olímpico.