Menú Buscar
Tienda de alquiler de bicicletas en Barcelona / CG

Los alquileres de bicis en Barcelona ‘pasan’ de la seguridad viaria

Las empresas del sector evitan explicar las normas de circulación que se aplican en la ciudad y los seguros que comercializan solo cubren el robo de los vehículos

MJC / NV / MV / CJ
10 min

Las bicicletas se han consolidado en los últimos años como un vehículo más para moverse por Barcelona. El clima, la orografía general de la ciudad y la proliferación de carriles incluso segregados del tráfico rodado facilita la opción de este método de transporte respetuoso con el medio ambiente. Y no solo entre los ciudadanos de la ciudad. También triunfa entre los turistas con la aparición de multitud de empresas dedicadas al alquiler temporal. Pero la gran asignatura pendiente de todas ellas es la seguridad viaria.

De hecho, tal y como ha podido comprobar Crónica Global, no ofrecen las instrucciones necesarias a los visitantes para conocer las normas de la ciudad y evitar los cada vez más frecuentes accidentes. Y si se les pregunta, las únicas indicaciones que ofrecen son vagas. En la mayoría de ocasiones se limitan a recomendar el uso de los carriles específicos siempre que sea posible.

En las aceras, ‘sin problema’

En plaza de España e pueden alquilar bicicletas por unos 10 euros al día. En Rent a bike and luggage storage (alquila una bici y depósito de equipaje), situado en la calle Llançà, el único requisito para el alquiler es un depósito de 100 euros por persona o el DNI original.

Ofrece consejos de circulación, pero escuetos. “En el centro y en la zona de playa, que es donde suele ir la mayoría de la gente, hay carriles para bicicletas”, indica una de sus empleadas. Afirma que se puede pedalear por las aceras “sin ningún problema, siempre que sea en la misma dirección que los coches”.

La policía de Barcelona no multa

“Una vez vi como la policía llamó la atención a unos ciclistas que iban por zonas para peatones”, reconoce. Aunque afirma de forma tajante que en Barcelona nunca se ponen multas. ¿La velocidad es un problema? “No creo que vayáis tan rápido”.

Proporcionan un candado por cada bicicleta y tienen cascos disponibles, aunque la propia empleada recomienda no alquilarlos. “La gente no los suele coger, no hace falta”.

Carriles bici en la calle Marina en Barcelona / CG

Carriles bici en la calle Marina en Barcelona / CG

Seguros solo para evitar los robos

La seguridad del vehículo es también la prioridad principal de Cruising Barcelona, una compañía de alquiler de bicicletas con tiendas tanto en el casco antiguo de la ciudad como en el barrio de Gràcia. Visitamos esta última, donde los empleados atienden exclusivamente en inglés. Además de explicar las condiciones de alquiler, recomiendan tomar un seguro.

El más caro es de cinco euros al día y cubre exclusivamente el robo de la bicicleta. No un accidente en el que el ciclista tenga la culpa.

Barcelona, una “ciudad para la bicicleta”

La única referencia que se hace sobre cómo circular por la ciudad la encontramos en las páginas web de la compañía. Explican, de forma literal, que “Barcelona es una ciudad para la bicicleta” que es absolutamente segura.

“Lo cierto es que hay mucho tráfico, pero el número de carriles bici ha aumentado considerablemente”. Inciden en que existen “zonas donde está permitido la circulación por las aceras o la carretera”, sin recordar que para ello el requisito indispensable es que la acera tenga, de entrada, un ancho mínimo.

DNI, la única fianza

En Barcelona Rent a Bike, situada en el paseo Joan de Borbó, en el barrio de la Barceloneta, el requisito para alquilar una bicicleta es dejar un DNI a modo de fianza. Atiende una joven que no se expresa demasiado bien en castellano que automáticamente proporciona un folleto con los precios y modelos de bicicletas.

El alquiler oscila entre los seis euros que cuestan dos horas y los 45 euros que hay que pagar por semana. Sus indicaciones suenan a lección aprendida. “Tiene que ir por el carril bici”, explica mientras señala con el dedo el pequeñísimo mapa incluido en el tríptico publicitario.

¿Recomendación? Circule por la derecha

Pero cuando el cliente especifica que procede de un lugar donde no hay hábito de circular en bicicleta, que no conoce las normas de tráfico en Barcelona y que teme incurrir en alguna infracción, la joven se limita a reiterar que en esta ciudad “hay muchos carriles” y que “no hay problema”.

¿Y se puede ir por la acera? No entiende muy viene el concepto “acera”, por lo que su compañero, que en esos momentos prepara una de las bicicletas que una mujer acaba de alquilar, precisa que en caso de necesidad, mejor ir por la derecha de la calzada.

Sin embargo, ni los folletos ni los dependientes de Barcelona Rent a Bike, con sucursales en puntos estratégicos de la ciudad como plaza Catalunya o Arc del Triomf, se explayan en más detalles sobre la circulación en la Ciudad Condal.

La república del Gòtic

Tienda de alquiler de bicis en el centro de Barcelona / CG

Tienda de alquiler de bicis en el centro de Barcelona / CG

En el barrio Gòtic reina el vale todo aunque con cierta medida. En el local de Barcelona Holiday Bici, el precio “es muy razonable”, según dice el trabajador que nos tiende. De cuatro euros por dos horas a nueve euros si lo que se pretende es alquilar las bicicletas todo el día.

Preguntamos las condiciones para un grupo de entre siete y diez personas y la respuesta solo es “dos documentos de identidad de cualquiera de los integrantes del grupo”. No hay normas, más allá de que tenemos que evitar circular por Las Ramblas de Barcelona.

Es una zona prohibida por la cantidad de coches y de peatones que la regentan, pero el trabajador del local nos recuerda que podemos circular por toda la ciudad sin ningún tipo de problema. ¿Alguna limitación de velocidad? ¿Alguna zona restringida? ¿Algún dato a tener en cuenta? “No, no, no. Nada de eso”. Solo hay que pagar el precio por adelantado y reservar.

Algunas normas

Algo más de regulación, si se le quiere llamar así, se encuentra en otra tienda de alquiler de bicicletas situada en el mismo barrio, Bike Rental Barcelona. Ofrecen la posibilidad de alquilar un tour con guía o solo las bicicletas y nos decantamos por la última opción.

Los precios dependen del tipo de bici, las más baratas oscilan entre los ocho euros tres horas y los doce euros, de cuatro a ocho horas, con un depósito como fianza de 50 euros. Las que más se alquilan, llamadas “de ciudad” con cesta incorporada, cuestan diez euros las tres horas y 15 de cuatro a ocho horas, con 80 euros de depósito.

Ni limitación de velocidad ni de zona

Mapa facilitado por una tienda de alquiler de bicicletas

Mapa facilitado por una tienda de alquiler de bicicletas / CG

Tampoco hay limitación de velocidad ni de zona por la que circular, a excepción de Las Ramblas, pero quien nos atiende asegura que “yo por el Gòtic iría a pie, porque ahora están las calles llenas de turistas y para meterte por dentro del barrio es un coñazo”.

Nos ofrece un mapa de Barcelona con todos los carriles bici señalados, rutas turísticas y, aquí sí, alguna que otra norma a tener en cuenta: debe circularse por la derecha en la carretera; poner las luces si se circula de noche; no llevar auriculares ni manejar el móvil; no circular por la acera a menos que haya carril bici y señalizar los giros debidamente con los brazos, entre otros.

Es la única de todas las tiendas visitadas que incluyen una recomendación en este sentido.

Destacadas en Vida