Menú Buscar
Alimentos ricos en proteína y bajos en grasa

Qué alimentos son ricos en proteínas y saludables para la dieta

Listado de comidas que son una fuente importante de este nutriente y ayudan a adelgazar y mejorar nuestra salud

17.10.2018 17:23 h.
8 min

Las proteínas son uno de los nutrientes esenciales para el organismo. Están presentes en todas las células del cuerpo, suponiendo la mitad del peso de los tejidos humanos. Además, estos componentes son primordiales en todas las funciones vitales que ejercemos, por lo que su consumo no debe tomarse a la ligera. Para asegurarnos su ingesta regular y correcta hemos hecho una lista de los alimentos ricos en proteínas que se deben incluir en cualquier dieta.

Nuestro cuerpo gasta gran cantidad de proteínas, por lo que éstas deben ser consumidas mediante la comida para no sufrir una falta grave. Las proteínas ayudan en el crecimiento, participan en la producción de elementos orgánicos tales como la hemoglobina, las hormonas o las enzimas. Por no olvidar su labor sanguínea, ya que estas diminutas moléculas son las responsables de transportar el oxígeno y el dióxido de carbono por la sangre. Así, es importante incorporarlas en nuestra dieta con estos alimentos ricos en proteínas. 

Listado de alimentos ricos en proteínas beneficiosos para nuestra salud

La sociedad está cada vez más concienciada con la idea de las dietas equilibradas y la nutrición cuidada. Por eso, hoy en día es más fácil que nunca conocer e incorporar a nuestra rutina los alimentos ricos en proteínas más potentes, para asegurarnos el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Huevos

Es una de las fuentes de proteínas más conocidas y utilizadas. De hecho, están considerados por muchos como la comida más proteica que existe, con 13 gramos de proteínas por cada huevo de corral. Casi todas concentradas en la yema, que contiene vitaminas, minerales, antioxidantes y muchísimos aminoácidos esenciales. Además, es una comida muy saciante, por lo que es perfecta para dietas de adelgazar con alimentos ricos en proteínas y bajos en grasa.

Salmón

Esta es, junto al huevo, la comida más excelente en cuanto a proteínas de alta calidad. Cuenta con un monto de hasta 20 gramos por cada 100 gramos de pescado. Además, tiene muchos ácidos grasos omega 3, por lo que se recomienda en cualquier tipo de dieta con alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas.

Pollo

Este es el alimento rico en proteínas de origen animal con más aporte, además de ser muy saludable y perfecto para adelgazar. Cocinado a la plancha, el pollo no tiene apenas calorías o grasas, por lo que es la opción favorita de deportistas y personas sometidas a un régimen intenso.

Soja

Esta legumbre es el alimento de origen vegetal con mayor aporte proteico, siendo mucho más nutritiva que otras opciones de su misma rama. Se puede tomar en forma de leche o semillas y es una de las favoritas de dietas vegetarianas y veganas por sus valores nutritivos.

Cacahuetes

Contra la creencia popular, los cacahuetes no son frutos secos, sino legumbres. Y tomados crudos, sin tostar y sin sal, son un aperitivo muy sano y un alimento rico en proteínas vegetales, fibra y magnesio.

Gambas

Además de exquisitas, las gambas son una comida perfecta en muchísimas formas. Son bajas en calorías pero muy ricas en nutrientes. Sobre todo, si éstas (o los langostinos) han sido hervidas o hechas al vapor, porque conservan sus cualidades y son mejor aprovechadas por el organismo.

Avena

Este súper alimento que se ha puesto de moda tanto en los últimos tiempos contiene muchísima fibra, lo que lo convierte en un producto saciante y acelerador del metabolismo perfecto en dietas. Pero además, este cereal es rico en proteínas y bajo en grasas, por lo que se recomienda en desayunos para comenzar bien el día.

Yogur griego

Parecerá sorprendente, pero casi la mitad de las calorías que proceden de este tipo de postre son de proteínas. Además, es rico en calcio, vitamina D y grasas, por lo que se convierte en una opción perfecta a la hora de aumentar la masa muscular.

Atún

En este caso, la cantidad de proteínas depende bastante del cocinado al que se haya expuesto el pescado. Las opciones en lata, ya sea en aceite de oliva, girasol o natural, tienen muchas más proteínas que el atún fresco. Sin embargo, también tienen mucho sodio por lo que no conviene abusar de ellas.

Queso

Hay muchísimos tipos de queso, pero estas tres opciones son además alimentos ricos en proteínas. Nos referimos al queso parmesano, aunque también tiene muchas calorías y grasa. También al queso manchego curado de oveja y al requesón. Este último, mejor ingerirlo en su versión light, porque tiene muchísima grasa. Su gran ventaja es la caseína, una proteína de absorción lenta que es ideal para consumir en la noche si haces deporte.

Ternera

La carne de ternera es, después del pollo, la más consumida en dietas deportivas. Y es que su valor proteico está disparado, con 24 gramos de proteínas por cada 100 gramos de carne de vacuno. Sin embargo, al contener también altas dosis de colesterol y grasas no es tan popular como la carne de ave y no conviene abusar de su consumo más de dos veces por semana.

Anchoas

Este pescado tiene más cantidad de proteínas que la mayoría de productos procedentes del mar, con más de un cuarto de sus nutrientes siendo de carácter proteico.

Gelatina

Junto al yogur griego, la gelatina tiene muchísima concentración de esta sustancia. Tanto es así que casi el 90% de sus nutrientes son proteínas, por lo que será un acierto incluirla en nuestra dieta diaria.

Mejillones

Además de ser deliciosos, son excelentes para la salud. Porque su calidad nutricional es rica en yodo, vitamina B12 y muchísima proteína. De hecho, una taza de mejillones nos propiciará el 30% de la cantidad diaria que necesitamos, siendo unos moluscos ricos y saludables.

Jamón Serrano

No es solo uno de los alimentos de la dieta mediterránea favorito de muchos. Es que además es muy completo en lo que a proteínas se refiere. Un buen jamón serrano puede tener hasta un 42% de nutrientes proteicos en 100 gramos de producto, una buena excusa para consumirlo.

Lo ideal con este tipo de alimentos es alternarlos, tomarlos de forma equitativa y no abusar de su consumo para conseguir una dieta equilibrada y regulada.