Menú Buscar
Imagen de diversos productos de Vicens Turrones / CG

Alerta alimentaria por un turrón catalán de almendra

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria lanza una advertencia sobre un dulce que no deberían comer las personas con intolerancia o alergia

2 min

Una conocida marca de turrones catalanes, Vicens Turrones, ha encajado una alerta sanitaria en plena Navidad. La firma ha visto como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria lanzaba una advertencia sobre un dulce típico, el de almendra blando, por deficiencias en el etiquetaje.

El producto sobre el que pende la alerta es el lote de turrón 329-X, con una fecha de consumo preferente en 02/2021. Este dulce, que pesa 500 gramos y debe conservarse a temperatura ambiente, contendría leche, un ingrediente que no figura en la etiqueta. Por ello, las personas con alergia o intolerancia a la lactosa deberían evitar consumir el postre, tal y como ha admitido la propia empresa y ha recogido la Agencia.

España y el exterior

El turrón afectado lo ha comercializado Vicens Turrones en Cataluña, sí, pero también en Castilla-la Mancha, Comunidad Valencia, Andalucia, Asturias, País Vasco, Castilla y León, Islas Baleares, Cantabria, Galicia, Canarias, La Rioja, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra y Aragón. El producto ha llegado también allende las fronteras, con ventas en Francia y Andorra.

¿Qué deben hacer los consumidores? Según la alerta vigente, se recomienda a las personas alérgicas a la leche o con intolerancia que se abstengan de consumir el dulce. Con lo que respecta al resto de clientes, el postre no presenta riesgos para la salud.

La empresa lo detectó

Al parecer, la alerta sanitaria sobre el turrón de Vicens lo detectó la propia compañía durante uno de sus autocontroles. Tras cerciorarse de la presencia de leche, la firma ya ha avisado a sus clientes y al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El departamento que comanda la ministra en funciones María Luisa Carcedo activó inmediatamente el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri) y la red europea equivalente para alertas alimentarias, la Rassff.