Menú Buscar
Uñas tras una manicura, de cuyos riesgos alerta la OCU / PXHERE

Alerta de la OCU por los riesgos de una técnica de belleza muy extendida

Advierte que los esmaltes permanentes para la manicura pueden incluir sustancias tóxicas para la piel

2 min

La idea de hacerse la manicura y mantenerla intacta durante dos o tres semanas parece una ventaja.  Uñas perfectas e impecables gracias a un producto, el esmalte semipermanente que, a priori, no guarda mayores diferencias con uno tradicional. El procedimiento es sencillo: aplicar unas cuantas capas, y proceder a su secado bajo una lámpara de luz ultravioleta o led. Pero la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta sobre los riesgos que conlleva esta técnica de belleza.

Estos productos contienen unas sustancias, principalmente acrilatos, que pueden producir reacciones como la dermatitis de contacto, una alergia en la piel. Además, también pueden incluir hidroquinona, elemento de uso restringido por su toxicidad. Los productos actúan como estabilizadores para permitir la durabilidad del tratamiento, pero pueden conllevar un riesgo para la salud, tal y como señala la organización.

Límites reglamentarios

Tras analizar 16 muestras de esmalte de gel que se usan para dar la capa de brillo final –conocida como topcoat--, la OCU encontró que todas contenían hidroquinona metiléter, algunos en concentraciones superiores a las reglamentarias.

También señalan que el etiquetado de las productos es en muchas ocasiones insuficiente, ya que debería advertir que son “solo para uso profesional” o que se debe evitar el contacto con la piel.

Uñas fuertes y sanas

Para mantener en buen estado las uñas, el consejo de la organización es no abusar de este tipo de esmaltes, para mantenerlas no solo sanas y fuertes, sino además bonitas.

Advierten además que no se opte por ese tipo de esmaltado en caso de que uno se muerda las uñas, éstas estén muy cortas, o tengan algún problema como cutículas inflamadas, fragilidad y/o hongos.

Productos agresivos

La agresividad de estos productos puede favorecer la aparición de hongos ya que sellan las uñas y evitan una correcta higiene. Por ello recomiendan esmaltes menos agresivos, aunque su duración sea menor.