Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La gripe en Cataluña presenta peores síntomas que en 2015, según los profesionales / CG

Alerta en la sanidad catalana por un virulento brote de gripe

Los profesionales avisan de que el invierno templado empeora la epidemia, mientras que la tardanza en la llegada del virus hace obsoleta la vacuna

3 min

Alarma amarilla en la sanidad catalana por un virulento brote de gripe. Profesionales del sistema público de salud dan la voz de alerta ante una cepa que, sostienen, deriva en neumonías y, en un caso concreto, en gripe A o H1N1. La consejería de Salud atempera los nervios y recuerda que la vigilancia de infecciones respiratorias "presenta valores normales o incluso inferiores" a los de años anteriores.

La alerta la han dado médicos de varios hospitales de Barcelona. Según ellos, la primera semana de epidemia ha conllevado casos de gripe neumónica. "Se han dado en pacientes jóvenes e incluso entre el personal hospitalario", indican. Según ellos, la campaña de vacunación de la gripe de 2015 habría quedado obsoleta "por la tardanza del virus en llegar".

Menos protegidos

Otra explicación la da el doctor Josep Morera, codirector del servicio de Neumología de la Clínica Tres Torres. "La afectación se mantiene sobre el 1% habitual, pero sí que se he atendido algún caso de neumonía. Estos episodios afectarían más a los jóvenes porque están menos inmunizados: han pasado menos epidemias", ilustra. 

Según Morera, "es necesario evitar la alarma social, ya que la gripe es por lo común una dolencia leve". Según él, las cepas de gripe "no mutarían en ningún caso por el clima, sino por otras razones".

26 hospitalizados

El departamento que dirige el consejero Toni Comín también apela a la calma. Un portavoz de Salud ha contabilizado las personas hospitalizadas en la red centinela del virus: 26 a lo largo del invierno, siete en la última semana. Sin embargo, el plan de vigilancia PIDIRAC de la consejería rebasó por primera vez el umbral de epidemia hace escasos días, al registrar una afectación de 190,2 casos por cada 100.000 habitantes. 

Cabe recordar que 60 médicos participan en la red de vigilancia del virus de la gripe en Cataluña, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los facultativos, adscritos a 38 centros de atención primaria, toman muestras semanales de pacientes para centralizar la información en la Agencia de Salud Pública de Cataluña.