Menú Buscar
El exterior del Hospital de Mataró, en una imagen de archivo / CONSORCIO SANITARIO DEL MARESME

Los ajustes asfixian al Hospital de Día de Mataró

Los profesionales sanitarios denuncian que el cierre de una unidad y el traslado de la actividad al centro lo colapsan

4 min

Los pacientes de cáncer que acuden a tratarse con quimioterapia a Mataró (Barcelona) no pueden ir acompañados; los ancianos que pasan ahí el control geriátrico, tampoco. El Hospital de Día de la localidad está colapsado desde hace un año. Así lo aseguran los profesionales sanitarios del mismo centro.

El cierre de la unidad 6 del hospital, que contaba con 42 camas, supuso en 2015 el traslado de toda la actividad y los pacientes al centro de día. El déficit de 2,1 millones de euros (el 2% del presupuesto) motivó la intervención de la Generalitat el pasado septiembre, que fue acompañada de un plan de reinversiones.

Unidad vacía

Fue entonces cuando se cerró la unidad y se produjo el traslado, que en principio tenía que ser temporal y sujeto a mejora del espacio para que acogiera la atención sociosanitaria, es decir, de asistencia a colectivos de dependencia, como la tercera edad, del Hospital de Sant Jaume.  

La solución temporal se alargó. Durante el invierno, la unidad se destinó a atender al pico de pacientes de la época, afectados por la gripe u otras enfermedades de temporada. Cuando el número de enfermos bajó, la unidad se vació. Casi medio año después, continúa cerrada.  

“Se doblaron los pacientes”

La razón de que se haya perpetuado esta situación es que la consejería de Salud, dirigida por Toni Comín, impuso una moratoria al plan inicial. Según el CATAC-CTS, el sindicato mayoritario del Consorcio Sanitario del Maresme (CSdM), la justificación de la Generalitat es la falta de presupuestos. 

“Con el cambio, no solo se doblaron los pacientes en el Hospital de Día, sino que también se doblaron los enfermeros y otros trabajadores”, aseguran fuentes del sindicato. La consecuencia inmediata de esto es el colapso del centro.

Los trabajadores explican que los pacientes de cáncer no pueden ir acompañados a recibir sus tratamientos de quimioterapia, “que pueden durar hasta ocho horas”. Además, “no hay espacio ni para meter camas cuando no se encuentran bien y necesitan tumbarse”.  

Geriatría

Es por esto que los empleados sanitarios reivindican un sociosanitario “como es debido”. Los pacientes de geriatría, por ejemplo, tendrían su propio espacio y el atasco del Hospital de Día desaparecería, según el CATAC-CTS. Actualmente, los ancianos que acuden al centro tampoco pueden entrar con algún familiar, hecho que consideran necesario, sobre todo en pacientes con pérdida de memoria.

Esta es una de las consecuencias de la “infrafinanciación crónica” que denuncian los trabajadores del Hospital de Mataró, al que los sindicatos calculan que la Consejería debe más de 80 millones de euros.