Menú Buscar
Agricultores del cereal posan para una fotografía / EP

Los agricultores piden al Gobierno que les permita trabajar con medidas de seguridad

Solicitan que se amplíe la movilidad de los temporeros, dentro y fuera del país, para hacer frente a la escasez de mano de obra

4 min

El Institut Agrícola de Sant Isidre, la patronal del campo catalán, ha remitido una misiva al Ministerio de Agricultura solicitando al ministro Luis Planas que permita a los agricultores trabajar con tranquilidad. Consideran que, con las medidas de seguridad necesarias, podrían laborar con cierta normalidad.

"La contraposición que se está haciendo en España entre salud y economía está causando un daño importante sobre el sector", añaden desde el instituto. Además, la patronal ha solicitado al ministerio que amplíe la movilidad de los temporeros, dentro y fuera del país, para hacer frente a la escasez de mano de obra y la prolongación del estado de alarma.

Una medida necesaria

La agricultura ha demostrado, durante esta etapa de encierro obligatorio, su importancia en el sector de la alimentación. Pero no está siendo fácil compaginar la función con el momento que se vive. Por ello, desde el Institut Agrícola de Sant Isidre han solicitado medidas para ayudar al sector en estos días de incertidumbre.

El instituto considera que estas propuestas no pretenden “hacer más dependiente aún al sector agroalimentario de las políticas públicas”, sino que persiguen “implementar reformas de calado para que tenga un funcionamiento adecuado con arreglo a las leyes de mercado”.

Mano de obra vital

El presidente del Institut, Baldiri Ros, ha propuesto al ministro Planas que “permita organizar transportes privados de temporeros, tanto desde fuera como desde dentro del país”, porque “cada semana que se extiende el encierro, los problemas de funcionamiento en origen se multiplican y se añaden a los que llevamos arrastrando de años atrás".

El también vicepresidente de Foment del Treball valora positivamente las medidas urgentes en materia de empleo agrario en el Real Decreto-Ley 13/2020, pero pone de manifiesto que son insuficientes. Sugiere que se tome nota de países como el Reino Unido o Alemania, que demuestran que “es necesario importar mano de obra cualificada y con experiencia”.

La seguridad es esencial

“La demanda de empleo agrario sigue siendo crucial”, añade Baldiri Ros, que considera que el ministerio debe tomar “medidas que generen incentivos favorables para que aquellos desempleados de las zonas que mayor escasez de trabajadores agrarios tienen, puedan trabajar sin que esto le suponga un perjuicio sobre sus bases de cotización a la Seguridad Social en su anterior profesión o área de especialización”. 

Además, piden todos los medios de seguridad oportunos, tanto en el transporte como en el alojamiento y desempeño laboral”, porque se deberá “operar con las debidas medidas de seguridad, como el acceso a EPIs”.

Medidas fiscales e incentivos

Asimismo, la patronal catalana insiste en la liberalización de excedentes en el sector vitivinícola, en la ganadería ovina y caprina; y en un cambio del estatus de los trabajadores del régimen agrario.

“La política de subsidios desincentiva notablemente la oferta de trabajo y lo hará aún más si en España se aprueba un ingreso mínimo vital, por el cual mostramos preocupación”. Por último, reclaman incentivos fiscales sobre el IVA y el gasoil agrícola para las empresas de servicios agrarios.