Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Protesta vecinal en Torredembarra para reclamar "más seguridad" / TELEVISIÓN DE TARRAGONA

Agredido un menor migrante en Torredembarra tras una protesta vecinal para reclamar "más seguridad"

El joven sufrió lesiones leves, por parte de algunos manifestantes que también atacaron el centro de jóvenes tutelados de la localidad

2 min

Una protesta vecinal convocada para reclamar "más seguridad" en Torredembarra, Tarragona, acabó anoche con persecuciones y la agresión a un menor migrante, así como con daños en puertas y ventanas de un centro de menores situado en esta localidad.

Según ha avanzado Diari Més Digital, los Mossos han abierto una investigación para identificar a los autores de los daños y del ataque al joven, que sufrió lesiones de carácter leve.

Protesta de 300 vecinos

En la marcha contra la inseguridad ciudadana participaron unos 300 vecinos y, a su término, una parte de los manifestantes se dirigió hacia una casa ocupada en la calle de las Mimoses a los que parte del vecindario responsabiliza de robos en viviendas y vehículos de la zona.

 

Protesta de vecinos de Torredembarra se salda con la agresión a un menor migrante / TAC12

Efectivos de los Mossos y de la Policía Local establecieron una barrera para impedir que el grupo de manifestantes accediera a la vivienda, en medio de una fuerte tensión y los gritos de los concentrados contra los ocupantes.

Agresión a menores migrantes

Un grupo de jóvenes manifestantes habrían encontrado en un parque próximo a uno de los menores que residen en la casa ocupada, al que agredieron, antes de que pudiera escapar y refugiarse en un bazar de la localidad. Allí sus perseguidores llegaron a exigir a los propietarios que le obligaran a salir, hasta que llegaron dos agentes que cerraron el establecimiento.

Otro joven extranjero también consiguió escapar de otra persecución en la misma calle. Finalmente, un grupo reducido de manifestantes se dirigió hacia un centro de menores tutelados por la Generalitat, situado en la Avenida de Montserrat, donde provocaron destrozos en las puertas y ventanas del edificio, en el que rompieron cristales, y también amenazaron a quienes allí residen.