Menú Buscar
Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, usando casco/ GUARDIA URBANA

Agentes de la Urbana, "obligados" a compartir casco en plena pandemia

El sindicato CSIF asegura que la dirección de la Policía carece de elementos de protección individual e insta a la nueva promoción a intercambiárselos

3 min

La nueva promoción de la Guardia Urbana de Barcelona comienza con mal pie. Así lo asegura el sindicato CSIF, que denuncia que unos 180 agentes se ven "obligados" a compartir casco para patrullar en moto porque la dirección de la Policía Local no cuenta con suficientes elementos de protección individual. Y, ello, en plena pandemia.

"No se los han proporcionado [los cascos] y la solución de la dirección es que se los intercambien entre compañeros, en plena pandemia", ha criticado la organización en un comunicado este lunes. En su queja, que ha remitido por carta a la alcaldesa Ada Colau, recuerda que dicha dotación "no es colectiva" y que, por tanto, no la puede compartir.

Riesgos laborales

También expone CSIF a la alcaldesa que esta práctica no solo vulnera la ley de prevención de riesgo laborales sino las medidas de precaución frente al Covid-19. "Compartir el casco es una irresponsabilidad y una temeridad. Eso y decir --a los agentes-- que compartan los guantes, los zapatos, las prendas de vestir en general", ha lamentado el sindicato. 

Desde CSIF cargan contra la "dejadez" del gobierno municipal para garantizar "que los empleados públicos trabajen dignamente". Sostienen así que la falta de material que denuncian "demuestra los recortes" en seguridad pública del consistorio de Colau que, añaden, al no dotarles de "los elementos básicos, pone en riesgo a los agentes", lo que tildan de "falta de previsión, planificación y dejadez".

Denuncia

La organización de agentes ha instado a la Administración a corregir esta situación e impedir que los agentes que no cuenten con sus elementos de protección individual realicen su servicio. De no ser así, advierten, no descartan interponer una denuncia "por vulneración de derechos". 

El Ayuntamiento de Barcelona todavía no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio tras la denuncia sindical.

Destacadas en Vida